Policiales

Quedó detenida la madre del bebé que murió abandonado

La Justicia de Victoria investiga, mediante pericias psicológicas, el estado en que se encontraba la mujer de 34 años acusada de dejar en un baldío a su bebé recién nacido, quien luego falleció.

Martes 21 de Agosto de 2012

José Amado / Redacción de UNO
jamado@unoentrerios.com.ar

El jueves por la tarde, el estupor invadió a todos en el barrio 93 Viviendas de Victoria: un bebé, envuelto en una sábana y un mantel, estaba muerto en un terreno baldío. Dos días después, una mujer quedó detenida acusada de haber abandonado a su hijo recién nacido, quien horas después falleció en el desamparo. El juez la imputó por el asesinato y dispuso su internación bajo custodia policial debido a su delicado estado de salud ginecológica y psíquica. Esta semana se practicarán pericias psiquiátricas y psicológicas para evaluar su estado al momento de cometer el abandono luego del parto, es decir, si era o no consciente del hecho.
 

En el terreno de calle Mitre y bulevar Moreno de Las Siete Colinas fue hallado el cuerpo del bebé recién nacido. En principio se dudó sobre el tiempo de gestación que tuvo o si había nacido con o sin vida,a y todos se preguntaban quién era la madre y por qué lo hizo. Lo primero se logró esclarecer, pero lo segundo es materia de investigación judicial.
 

La primera medida dispuesta por el juez de Instrucción Alejandro Callejas fue el traslado del cuerpo a la morgue judicial de Oro Verde para practicarle la autopsia. La misma estableció que el bebé era recién nacido, tenía nueve meses de gestación, que nació con vida y falleció después por las consecuencias de las condiciones de abandono.
 

La Policía comenzó indagando entre los vecinos de la zona para encontrar alguna pista que lleve a dar con la madre del bebé. El sábado por la tarde, una mujer de 34 años quedó detenida como la principal sospechosa: según trascendió, había dado diferentes versiones de lo ocurrido con su embarazo, como que lo había perdido, por ejemplo. Además, otro elemento que reforzó esta hipótesis fue la cercanía de su vivienda con el terreno baldío, que dista a unos 200 metros.
 

El juez imputó a la mujer por Homicidio calificado por el vínculo (que tiene una pena de prisión perpetua) y la citó a la indagatoria. La acusada se presentó asistida por un defensor particular, el abogado Jorge Brasesco. La mujer declaró, reconoció el hecho y contó a Callejas y al fiscal todo lo sucedido.
 

Luego se ordenó que la imputada quede internada en el Hospital Fermín Salaberry de Victoria, debido a que presentaba un estado de salud complicado: tanto físico, por anemia y avanzada infección, como psicológico, por el trauma que le generó el dramático episodio.
 

Esta semana se desarrollarán medidas periciales, principalmente psicológicas y psiquiátricas, que permitan dilucidar el estado en que se encontraba luego del parto. En diálogo con UNO, el defensor Brasesco dijo: “Fundamentalmente lo que hay que desentrañar es si ha existido la voluntad de matar y si (la mujer) estaba en una situación psicológica para comprender o no la criminal del hecho”.
 

La imputada tiene otros cinco hijos (cuatro con su actual pareja), y según trascendió estaría atravesando una etapa muy conflictiva de su vida. Durante la gestación no habría realizado ninguna consulta ginecológica, aparentemente al igual que con los anteriores embarazos. Además, se informó que no percibe ingresos de asignación familiar, pese al derecho que le asiste desde con la Asignación Universal por Hijo.
 

Por otro lado, la mujer no vive con su pareja, sino con su madre y sus hijos. Según se señaló a UNO, el padre del bebé fallecido “desconocía por completo” el destino que había tenido su hijo.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario