Secciones
Policiales

Profesor juzgado por intento de femicidio

Ayer comenzó el juicio a Marco Milá, el profesor de Historia que en febrero de 2013 quedó detenido e imputado por tentativa de homicidio de Sandra Olguín.

Jueves 13 de Noviembre de 2014

En un contexto de violencia de género y familiar, según el relato de testigos, la Justicia trata de determinar si un hombre intentó asesinar a su expareja y luego montó una escena para simular un suicidio.

Ayer comenzó el juicio a Marco Milá, el profesor de Historia que en febrero de 2013 quedó detenido e imputado por tentativa de homicidio de Sandra Olguín.


El hecho ocurrió en la madrugada del sábado 16 de febrero de 2013, cuando José Olguín llegó justo a tiempo a la casa de su hija, en calle Los Zorzales de Oro Verde, y junto al remisero que lo trasladó desde Paraná la rescataron: estaba pendiendo de un árbol con una soga atada al cuello.

En la audiencia de ayer declaró en primer lugar la víctima, quien afirmó que no recuerda nada desde una semana antes del episodio, ni siquiera cuando luego estuvo internada en el hospital San Martín.

Sí pudo relatar que vivía con Milá, que juntos consumían alcohol y estupefacientes, que el hombre tenía problemas para recibirse en la universidad, por lo que tomaba el medicamento Tranquilan. Luego quedó embarazada, y Milá comenzó a golpearla y más aún luego de nacer el niño.

Recordó que como consecuencia sufrió fracturas, y luego de las golpizas los hacía tomar de la mano junto a los hijos y rezar para ser una buena familia. Tras la separación, siguió sufriendo violencia de género, pudo denunciarlo en diciembre de 2012, por lo que la Justicia le dictó medidas de restricción y exclusión del hogar.

Luego declaró su padre, quien recordó la noche en que fue hasta Oro Verde y rescató a su hija tras recibir mensajes de texto de advertencia desde el celular de Sandra.

Además, contó sobre el estado de salud mental de su hija, como consecuencia de una crisis de lo que sufrió. El hombre contó el estado en que se encontraba la joven colgada del árbol, con los pies sobre el suelo, arqueada, y dijo que le llamó la atención el nudo (tipo marinero) que tenía la soga al cuello de Sandra. Además, dijo que su hija hace poco tuvo un intento de suicidio, por lo cual está en tratamiento en el hospital Escuela Salud Mental.

El cuñado de la víctima, Martín Godoy, dijo que había mucha violencia en la casa, mucho consumo de alcohol, maltrato a los chicos, que económicamente estaban muy mal (por lo cual Sandra salía a hacer changas como juntar escombros y pintar casas).

También contó que aquella noche cuando fue a la casa en Oro Verde, el más grande de los hijos (de la mujer con una pareja anterior) estaba asustado, y que el más chico le dijo: “Papá la quiso matar a mamá”.

La fiscal de cámara es Carolina Castagno y el querellante Juan Cabrera; Milá es defendido por Walter Rolandelli y Marcos Rodríguez Allende. El tribunal está integrado por Miguel Giorgio, Daniel Malatesta y Elbio Garzón.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario