Secciones
Narcomenudeo

Prisión a padre e hijo por narcomenudeo y amenazar al fiscal

"Ya se va a arrepentir", dijo Cristian Schamne, en alusión al fiscal Laureano Dato. Con su hijo acordaron ir a prisión por narcomenudeo en barrio Paraná XIV.

Miércoles 06 de Octubre de 2021

Una investigación de varios meses de la Dirección Toxicología terminó, el 1° de mayo en el allanamiento y detención de un hombre y su hijo por vender drogas en el barrio Paraná XIV. Ahora, ambos fueron condenados a prisión efectiva por el delito de narcomenudeo. El padre, Cristian Ramón Schamne, tres ser detenido dijo a los policías que le advierta al fiscal Laureano Dato que se iba “a arrepentir”, porque lo conocía por jugar en “el Inter”.

Schamne, de 46 años, es más conocido como Gardel, y tuvo una importante trayectoria en el fútbol paranaense. En la noche del 1° de mayo fue detenido en su vivienda del barrio de la zona este de Paraná junto a su hijo, de 24 años, y a su pareja, de 46.

Según las evidencias reunidas en la investigación, al menos desde el día en que comenzó la pesquisa, el 4 de enero de 2021 hasta el momento del allanamiento, padre e hijo “en convivencia y de común acuerdo, comercializaron sustancias estupefacientes –marihuana– en dosis fragmentadas para el consumo, recibiendo a cambio sumas de dinero”, en dos domicilios del Paraná XIV, ubicados en planta alta y planta baja de una misma manzana.

En el allanamiento a una de las viviendas se secuestraron 28 envoltorios de nailon de distintos tamaños con la droga que luego pesó más de un kilo y medio. El personal de Toxicología halló también otras evidencias de la actividad delictiva, como una licuadora con una medida de cannabis lista para procesar y separadores de tapas de empanadas que utilizaban para armar los envoltorios, además de 5.260 pesos. En el otro departamento incautaron 138 gramos más de la misma sustancia fraccionada y tres plantines de cannabis sativa.

La Fiscalía consideró que “tales actividades contaron con la colaboración no esencial” de la mujer que vivía allí, pareja de Gardel. “No podía desconocer la actividad ilícita emprendida por su pareja y el hijo”, aseguraron.

Cuando se lo llevaron detenido al mayor de los Schamne, los policías de Toxicología pudieron escuchar cuando el hombre habló, en dos ocasiones, refiriéndose al fiscal que instruyó la causa, Laureano Dato. Primero Schamne le dijo a su hija: “No te olvides de llamarlo o hablarlo a Dato, que lo conozco porque juega en el Inter”, en referencia al torneo Interprofesional de Paraná.

Luego dijo en voz alta para que los dos policías que lo custodiaban lo escucharan: “Laureano ya se va a arrepentir”.

Esto fue considerado como una amenaza, por lo cual le imputaron a Gardel este delito además de narcomenudeo.

El caso llegó a juicio, donde las partes prefirieron acordar penas en un procedimiento abreviado. El acuerdo fue presentado por los fiscales Valeria Vilchez y Dato, y el defensor Carlos Albornoz, al juez de Garantías Eduardo Ruhl.

Tras analizar las pruebas del legajo y las penas acordadas, el juez condenó a Schamne a cuatro años y ocho meses de prisión efectiva por ambos delitos endilgados, a su hijo a cuatro años, y a la pareja a tres años de prisión condicional.

Cabe recordar que en los allanamientos al grupo familiar secuestraron un auto VW Polo modelo 2019 y una moto CB 190 nueva. El aforo de ambos vehículos juntos supera los 2 millones de pesos, lo que significaba un botón de muestra de la cantidad de dinero que mueve la droga, tanto en el eslabón más bajo de la cadena de comercialización como es el kiosco de narcomenudeo, como en las escalas superiores. Se calcula que el kilo de marihuana al momento del procedimiento rondaba los 150.000 pesos, según la oferta y la demanda.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario