Secciones
Varisco

Presentan suspensión del juicio a prueba para acusados de agredir a Varisco

La jueza Marina Barbagelata recibió el acuerdo de las partes y evaluará si procede a aplicarlo. La agresión a Varisco fue en 2019

Martes 27 de Abril de 2021

A fines de 2019 cuando Sergio Varisco finalizaba su mandato como intendente de la ciudad de Paraná, y al mismo tiempo enfrentaba un juicio en el que sería condenado por sus vinculaciones con el narcotráfico, tres personas lo atacaban en la puerta de su casa en calle Pellegrini. Producto de ese incidente, desencadenado por supuestas promesas de trabajo realizadas en la campaña por la reelección que fueron incumplidas, tres personas fueron detenidas y puesta a disposición de la Justicia.

Embed

Hoy a más de un año de aquel hecho el principal imputado Juan Ignacio Musuruana, que increpó y empujó a Varisco, y los otros dos acompañantes: Vanina Julieta Gauna y Claudio Javier Godoy presentarán a través de sus abogados defensores un pedido de probation que ya viene siendo trabajado con la querella y la fiscalía.

En un primer momento a los acusados les imputaron los delitos: coacciones agravadas y lesiones graves (Varisco sufrió fractura de cadera). Pero tras meses de diálogo entre las partes se acordó la posibilidad de implementar la suspensión del juicio a prueba para los tres acusados, con tareas comunitarias en lugar de una pena de prisión.

Ahora la jueza Marina Barbagelata será la encargada de analizar los detalles de la medida y determinar si se puede aplicar. Caso que entre en vigencia y los imputados cumplan, no les quedará ningún tipo de antecedentes, ya que la probation no es una condena ni un reconocimiento de culpa, es una salida alternativa para un conflicto.

Embed

Por la golpiza que sufrió el intendente de Paraná, la policía ubicó a tres sospechosos que fueron llevados a la Alcaidía

Publicado por Diario UNO de Entre Ríos en Martes, 1 de octubre de 2019

Según informaron fuentes judiciales a UNO, lo fundamental a lo largo de estos meses fue la negociación para el cambio de calificación legal del hecho. El delito de Amenazas coactivas agravadas por el propósito de obtener alguna medida de parte de un miembro de uno de los poderes públicos tiene una pena mínima de cinco años de prisión efectiva, y si encima se suma el de lesiones graves, Musuruana no tenía muchas chances de evitar ir a la cárcel.

acusados agredir varisco.jpg
Presentarán la suspensión del juicio a prueba para los acusados de agredir a Varisco

Presentarán la suspensión del juicio a prueba para los acusados de agredir a Varisco

No obstante las expresiones iniciales sobre la gravedad institucional del hecho, para la mayoría estaba claro que no era para tanto. Las circunstancias que rodearon el episodio era un reclamo por una promesa de campaña por parte de Varisco de un contrato en la Municipalidad a cambio de la militancia electoral, que no cumplió. No era un apriete a un funcionario para que impulse o detenga determinada medida de gobierno.

En el video que rápidamente circuló en todos los celulares y medios de comunicación se observó a Musuruana que le gritaba a Varisco: “¡Vos me hiciste laburar como un perro (...) vos no me vas a dar laburo, te termino de matar, tu hija me dio la palabra de que me iba a dar trabajo! ¿Querés un médico? ¡Te voy a matar!”.

Según pudo saber UNO, habría un acuerdo de que los delitos imputados sean Amenazas en concurso ideal con lesiones preterintencionales. Es decir que no sería una coacción sino una amenaza, y que la lesión que sufrió Varisco no fue el objetivo de Musuruana, sino que el joven lo empujó sin la intención de causarle la fractura de cadera.

En principio, Musuruana sería quien tendrá la probation más prolongada en el tiempo, mientras que las otras dos personas deberían realizar tareas comunitarias en una institución de bien público durante un lapso menor.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario