Secciones
Basavilbaso

Por un recurso se dilata nuevo juicio por pintadas antisemitas

En el primer debate se absolvió al imputado. Casación fijó la fecha para un nuevo juicio, pero ahora la defensa presentó un recurso de queja al STJ. El proceso estableció un importante antecedente jurídico en la provincia para un caso de discriminación

Domingo 21 de Julio de 2019

La realización de un nuevo juicio oral en la causa donde se juzgó a un joven por haber realizado pintadas antisemitas en edificios de la comunidad judía de Basavilbaso depende de la tramitación de un recurso presentado por la defensa. En el primer proceso, el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Concepción absolvió a Eric Gastón Hass por considerar que se debía aplicar el beneficio de la duda. Las audiencias se llevaron a cabo durante los primeros días de marzo de 2017.

El fallo no dejó conforme a la querella, que ante la Sala de Casación Penal reclamó que se realice un nuevo juicio. Por su parte la defensa pidió que se confirmara el fallo de la primera instancia. En esa instancia se acogió favorablemente el planteo, aunque posteriormente la defensa de Hass interpuso un recurso de impugnación extraordinaria que obtuvo un primer rechazo.

Cuando todo parecía encaminarse a la realización de un nuevo debate, que incluso tenía fecha para agosto, la defensa volvió a la carga con la presentación de un recurso de queja ante la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia. En aquel momento Casación incluso había remitido el expediente al Tribunal de Concepción del Uruguay

Con este trámite pendiente, la posibilidad de llevar nuevamente a juicio a Hass quedó suspendida hasta que se sepa la suerte del recurso ante el máximo tribunal.

“Si la Sala del STJ acepta la queja, tiene que volver a Casación y en esa instancia tratarse el recurso de impugnación extraordinaria”, opinó el abogado querellante Mariano Arcusin en declaraciones a UNO.

En su interpretación la aceptación del recurso por parte del alto tribunal no implica que Casación revoque el fallo que dispuso la realización de un nuevo juicio. “No creo que vaya a haber variaciones, esto es una opinión personal. Se trata de una dilación en el tiempo nada más. No hay antecedentes de que le hayan rechazado a la Cámara una negatoria de recurso. Pero además está el fallo de las pintadas antisemitas en Paraná. Entonces no creo que habiendo un fallo de la Justicia Federal se animen a revocar un fallo en la costa del Uruguay”, analizó.

Lo cierto es que no hay certezas sobre la fecha en que se expedirá el STJ, aunque si se ajustan al plazo previsto tienen 10 días para resolver.

Un juicio histórico

El juicio por las pintadas antisemitas en los edificios de la sinagoga y la sede la AMIA de Basavilbaso fue el primero de estas características en la provincia. En julio de 2014 aparecieron inscripciones con aerosol sobre las fachadas de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y en las paredes de una histórica sinagoga. El ataque generó el inmediato repudio de la comunidad judía local, pero llamativamente ni las autoridades de la AMIA Basavilbaso ni las organizaciones con presencia institucional en la provincia se constituyeron en querellantes.

Como acusador privado se constituyó el abogado Arcusin, quien además consideró que el fue el blanco de los ataques, dado que en una de las leyendas se lo menciona. El único imputado del caso fue Eric Gastón Hass, aunque se sospecha que habrían participado más personas en el hecho.

La causa quedó calificada bajo la figura de Daño agravado, encuadrada en el artículo 2 de la Ley Antidiscriminatoria.

Después de varias audiencias, en la que se escucharon a varios testigos e incluso dio su versión el único acusado, la Justicia resolvió absolverlo por el beneficio de la duda.

Embed

La otra condena

En junio, a través de un juicio abreviado, el Tribunal Oral Federal de Paraná condenó a penas condicionales a cuatro personas por las pintadas antisemitas, con simbología nazi, en el Parque Berduc de Paraná.

Los imputados Sebastián Bovolini, José Yamil Adbala, Ángel Esteban Alegro y Yanina Belén Cufré admitieron su responsabilidad en una serie de grafitis que incluían amenazas al por entonces titular de la filial Paraná de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Diego Dlugovitzky. En la causa intervino José Ignacio Candioti, titular de la Fiscalía General ante el Tribunal Oral de dicha jurisdicción.

El caso se resume en dos hechos: el primero el 29 de febrero de 2016, cuando se hallaron pintadas con simbología nazi, entre ellas las leyendas “Sieg heil” y “Fucking Juden”.

El segundo episodio se registró en abril de ese año con pintadas similares y la leyenda “Para Diego D.”, según publicó UNO.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario