Violencia
Miércoles 18 de Julio de 2018

Por peleas entre dos grupos, volvieron las balaceras al barrio Lomas del Mirador

Como hacía un tiempo no ocurría, a la madrugada o durante el día se han registrado enfrentamientos armados y peleas en la vía pública

La paz en el barrio Lomas del Mirador II de Paraná duró menos de lo que la gente deseaba. "Retranquilo, como nunca", contaban hace poco tiempo los vecinos consultados sobre la situación en el estigmatizado sector de la ciudad. "Todos los días hay balaceras", se lamentan ahora. Según contaron a UNO, hay dos grupos que mantienen diferencias personales pero que también estarían relacionadas a la venta de droga. Esta actividad delictiva nunca cesó, pero no había disputas con violencia. "Todavía están a tiempo de que no vuelva a ser lo de antes", dijo un hombre, en un claro mensaje a la Policía y la Justicia.
Es que desde los primeros años de esta década hasta no hace mucho, la violencia dejó una larga lista de muertos, casi todos jóvenes atrapados por las bandas vinculadas a la droga. Uno de los puntos más álgidos se dio entre 2012 y 2014, cuando un grupo del Lomas II estaba enfrentado a muerte con familias del barrio Municipal (ubicado a pocas cuadras), lideradas por Gustavo Petaco Barrientos. Muchas casas tienen todavía en las paredes los rastros de aquellos feroces tiroteos.
Luego de que los principales actores de aquellos enfrentamientos fueran encarcelados y condenados, sea por las balaceras, los heridos y muertos, o por robos, amenazas y otros delitos, hubo un período de tranquilidad en el barrio.
Además de hechos violentos, hoy también hay robos y hurtos protagonizados por adolescentes signados por el consumo de drogas. Muchos de los que eran niños en la época previa de enfrentamientos, hoy son carne de cañón de los narcos.
Según informaron a UNO fuentes del barrio, uno de los protagonistas de los actuales episodios que alarmaron a los vecinos es un hombre de unos 40 años que anteriormente vivía en el barrio Paraná XX. Allí también se habría dedicado a actividades ilícitas y contaba con soldaditos, y fueron éstos quienes hace un tiempo lo corrieron. De este modo, el sujeto logró afincarse en una vivienda del Lomas II.
Allí siguió con su negocio y no tardó en generarse un cortocircuito con otras personas que también se dedican al narcomenudeo, debido a que se generó una competencia. Concretamente, los incidentes fueron por la disputa con una familia que tiene integrantes presos por estar vinculados a causas por narcotráfico y otros delitos.
El hombre en cuestión que recientemente se radicó en el barrio, según comentan algunos, sería familiar de un importante funcionario judicial, aunque desestiman que esto implique protección.
Hace unas semanas comenzaron los enfrentamientos de todo tipo, y lo que más preocupa a los vecinos es que suceden a toda hora. Si bien muchas de las balaceras fueron en horas de la madrugada, una noche se registró a las 22, cuando había muchos chicos jugando en los patios, pasillos y escaleras del barrio, e incluso en horas de la siesta. "El drama es que por ahí se pelean a las 2 o 3 de la tarde. El otro día fue a las 10 de la noche y como no hacía tanto frío, estaba lleno de gurises jugando", dijo preocupada una mujer.
Hasta ahora no se han reportado personas heridas por los tiroteos, pero sí se indicó de una mujer a la que le dispararon con un arma de fuego y el balazo le atravesó la capucha de la campera. En la comisaría 12ª se radicaron exposiciones y denuncias por estos hechos. Los vecinos esperan una intervención preventiva más fuerte, tanto de la Policía como de la Fiscalía y la Justicia, antes de comenzar a contar víctimas otra vez.

Comentarios