Secciones
Transfemicidio

Pidieron liberar al adolescente acusado del crimen de Lucía Barrera, pero lo rechazaron

La defensa solicitó una medida cautelar menos gravosa por las consecuencias psicológicas que causa el encierro en el joven.

Miércoles 28 de Agosto de 2019

En el marco de la investigación por el asesinato de Lucía Barrera, ocurrido a mediados de julio, ayer se solicitó que el adolescente detenido como único autor del crimen recupere la libertad o al menos pueda estar detenido en su casa. Sin embargo, rechazaron la solicitud y el menor seguirá alojado en una dependencia del Copnaf, al considerarse que aún existen riesgos procesales de entorpecimiento de la investigación.

La causa se encuentra avanzada en cuanto a una parte de las pruebas que han sido producidas por la Fiscalía, principalmente las declaraciones testimoniales que sustentan la acusación; pero todavía restan incorporarse algunas evidencias científicas que están siendo analizadas, cuyos informes aún no concluyeron.

El imputado por el homicidio de Lucía fue detenido el jueves 8 de agosto, hace tres semanas, luego de quedar comprometido al ser señalado por testigos. Al día siguiente lo alojaron en el Centro de Diagnóstico del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), de Paraná. Desde entonces se encuentra privado de la libertad, y acompañado por los profesionales del área penal del organismo, destacados por su trabajo para garantizar derechos elementales a los adolescentes durante el tiempo en que están alojados allí.

La defensora oficial María Laura Mendoza solicitó la audiencia para realizar un planteo de morigeración de la medida cautelar. Ayer antes del mediodía tuvo lugar esta instancia, ante la jueza de Garantías N° 6, Elisa Zilli.

Según se informó a UNO, Mendoza planteó, entre otros argumentos, la afectación psicológica que trae como consecuencia la medida de encierro al adolescente dispuesta por la Justicia, en este marco.

Por su parte, la representante de la Unidad Fiscal de Niños y Adolescentes, Sandra Terreno, sostuvo que todavía permanecen vigentes los riesgos procesales de fuga y de entorpecimiento de la investigación, que fueron valorados hace tres semanas al momento de dictarse la medida cautelar. En tanto, el abogado querellante que representa a la familia de la víctima, Patricio Cozzi, coincidió con lo argumentado por la fiscal, por lo que también pidió que se rechace la morigeración de la prisión preventiva.

Finalmente, la jueza Zilli, luego de escuchar las razones de cada parte, resolvió no hacer lugar al pedido de la defensora, al manifestar su coincidencia con lo planteado por ambas acusaciones, respecto a los riesgos procesales. De este modo, el joven permanecerá privado de la libertad, bajo la tutela del organismo provincial.

Cabe recordar, tal como ha informado UNO, que el joven no estuvo ni siquiera nombrado en la causa, sino hasta que los investigadores de la División Homicidios lograron recabar testimonios de personas que luego declararon ante el fiscal Gonzalo Badano, que lo señalaron como quien estuvo en la vivienda de la víctima en los días previos al asesinato. Además, las pericias realizadas por la Dirección Criminalística sobre rastros hallados en la escena del crimen, fueron cotejados con el acusado, y hubo al menos dos pruebas que resultaron positivas y fueron sumamente incriminantes.

Pero además, aún falta conocer los resultados de análisis de ADN sobre restos de lo que podría ser sangre hallados en prendas de vestir del joven, secuestradas en el allanamiento a su vivienda. Estos informes suelen demorar bastante, pese a que resultan claves para cualquier investigación de un hecho de semejante gravedad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario