Secciones
Policiales

Pide a la Justicia que condenen a su expareja por abusar de su hija

El hombre fue encontrado responsable de manoseos y otras situaciones que afectaron a la nena de 14 años en Concepción del Uruguay. Por esto le otorgaron una probation que determinó que deba efectuar tareas comunitarias.

Jueves 12 de Julio de 2012

Tras ser encontrado responsable de abuso sexual en perjuicio de una hija menor de edad, un hombre deberá pagar sus actos con una probation. Así se dispuso en los Tribunales uruguayenses, donde se otorgó la suspensión de juicio a prueba, razón por la cual deberá realizar tareas comunitarias y otras reglas de conducta. Ante este fallo, la expareja del acusado, reclama que se haga justicia y que reciba una condena de prisión, por lo que su abogado apelaría la medida judicial.

Se trata de Esther Paiz Münzer de 35 años de edad, quien durante 15 años convivió con Guillermo Mancazola de la misma edad, con quien tiene nueve hijos, manteniendo una relación por momentos conflictiva. La mujer radicó la denuncia del supuesto abuso sexual contra su pareja en noviembre de 2011, en perjuicio de su hija de 14 años de edad, razón por la cual se dio inicio a la causa penal.

“Yo me enteré de lo que estaba sucediendo gracias a mi hijo de 15 años, quien vino y me contó que vio a su padre manoseando a la hermana. Yo vivo con mis hijos en Ingeniero Pereyra al 800 y en ese momento me fui con ellos por tres días y radiqué la denuncia el 16, para luego regresar a la casa. A él le dieron la exclusión del hogar el día 21 y desde ese momento nos agarró la Feria Judicial, por lo que la causa recién se movió cuando se reinició la actividad y fue allí que le hicieron a mi hija la Cámara Gesell y me dijeron que la nena no mentía”, contó a UNO para indicar: “Ella hasta ese momento no había hablado porque tenía pánico. El padre la manoseaba y se masturbaba delante de ella y un día estuvimos con sus hermanos sentados en una misma mesa y la nena de 13 lloró desconsoladamente y contó que ella también había visto al padre desnudo”. La mujer destacó que tuvo que moverse mucho, ya que daba la impresión de que todo iba a quedar solamente en la exclusión del hogar, destacando que en ese momento pidió ayuda al Teléfono del Niño y en el Área de la Mujer, donde le dieron apoyo con una psicóloga.
 

“Estaba totalmente sacada y necesitaba apoyo y desde el 102 me ayudaron con asistencia para mi hija. Vivía acosada, ya que él me denunciaba permanentemente con que dejaba a mis hijos y me iba de casa, por lo que la Policía iba a casa permanentemente y jamás se encontró con esa situación. La misma Policía me aconsejó que lo denunciara por este constante acoso que pasó durante todo febrero, durante la exclusión”, explicó.

Sorpresa
Esther Paiz Münzer, contó que el abril, fue la sorpresa, cuando se enteró que le habían otorgado la probation, sin siquiera notificarla a ella. “Cuando fui a preguntar de qué se trataba, me explicaron que al no contar con antecedentes, se le había dado la probation, una suspensión de juicio a prueba y debía realizar por dos años trabajos comunitarios, aplicándole una cuota alimentaria, ya que no aportaba nada aludiendo que era por mi culpa que no conseguía trabajo. Yo no quiero que me pase plata, ya que yo puedo hacerme cargo de mis hijos. Yo quiero que se haga justicia y el pague lo que hizo”, insistió la dolida madre.

Según señaló la mujer, la medida fue adoptada de esa manera, debido a que, además de la hija que resultó víctima, tiene otros ocho hijos y debía estar en libertad para poder alimentarlos.

“Le impusieron esta probation que lo obliga a realizar la tarea comunitaria que consiste en trabajar 8 horas semanales en el Sindicato de Petroleros (SUPE), que yo supe que no las está cumpliendo, situación que es una cargada y debe pasar 300 pesos por semana a los hijos que debería depositar en una cuenta judicial. Empezó a cumplir con eso, pero me acosaba con mensajes y fui a denunciarlo, razón por la cual dejó de hacerlo” aseguró.

 

Querellante
Debido a lo que había ocurrido, la mujer puso abogado para que la representara como querellante, acudiendo al estudio del doctor José Ostolaza. “Se hizo la apelación, ya que ellos no tuvieron en cuenta que para la audiencia que se hizo anteriormente, no había concurrido el Ministerio Pupilar y a mí no me habían notificado, ya que me enteré de casualidad. Así se anuló lo resuelto en abril y él me intentó una medicación porque quería a los chicos. Finalmente se dio fecha para la audiencia para el 6 de julio y se hizo con la presencia de mi expareja, su abogado Adrián Cabrera, el doctor Martín Clapier como mi abogado, el fiscal, la jueza y la doctora Charreun por el Ministerio Público. Finalmente se volvió a dar la probation, algo que para un delito de estas características es impensado. El fiscal consideró importante que él no tenía antecedentes y debía darse la oportunidad de mantener a sus hijos. La doctora Susana Charreun dijo que estaba en desacuerdo y que la nena había sufrido el daño psicológico. La defensa pidió la probation y ofreció un resarcimiento económico, que yo rechacé”, contó detalladamente la mujer.

La enojada madre destacó que quiere que se haga justicia verdaderamente y que su expareja vaya preso y pague el daño que hizo, dejando en claro que eso no le solucionaría el mal que le causó a su hija que ya sufre las consecuencias socialmente, pero quiere pague sus actos, señalando que su abogado volvería a apelar el fallo judicial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario