Policiales
Jueves 07 de Marzo de 2019

Pese a estar denunciado y clausurado, familia de exconcejal seguía vendiendo medicamentos

Se allanaron nuevamente las propiedades de los Torner en Paraná. El año pasado se les encontró millones de pesos y numerosos remedios . Se verificó que seguían comercializando de modo ilegal y sin autorización.

Mientras la Justicia Federal, la Secretaría de Salud de la provincia de Entre Ríos y la Afip avanzaban en la investigación para tratar de aclarar la posibilidad concreta de una evasión fiscal y venta ilegal de medicamentos en la propiedad de la familia Torner en Paraná, se dispuso en esta jornada un nuevo allanamiento habida cuenta que se estableció que pese a existir una clausura a los depósitos, se seguiría comercializando a gran escala todo tipo de remedios.

Como se recordará, en febrero del año pasado se inició la investigación judicial con una serie de requisas domiciliarias en las propiedades de la exconcejal por el radicalismo de Paraná, Adriana Torner, su padre y su hermano. En los procedimientos se incautaron 10 millones de pesos, 120 mil dólares y numerosas cajas con medicamentos de todo tipo.

A criterio de la Justicia Federal de Paraná había al menos dos elementos a confirmar: la evasión fiscal por la comecialización sin autorización de medicamentos en la provincia de Entre Ríos, como también delitos contra la salud pública.


Las causas judiciales y administrativas en la Justicia Federal, Afip y la propia Secretaria de Salud avanzaron, en tanto que preventivamente se dispuso la clausura de lo que habría sido el depósito de medicamentos ubicados en 9 de Julio y Feliciano de esta capital.

Se informó a UNO que se constató que había medicamentos de venta libre, con recetas y bajo receta archivada, pero además, se comprobó que las caras visible de la familia Torner, no cuentan con autorización para la venta de tales medicamentos.

Con el paso del tiempo, el que quedó más comprometido fue el hermano de la exconcejal, Marcos Benito Torner de unos 55 años. Por lo que se pudo conocer que se habría violado la clausura impuesta a la venta medicamentos.

De esta forma, personal de la Agrupación V de Gendarmería Nacional, fue instruido para realizar el procedimiento en la tarde de este jueves.

Se detalló a UNO que en el arranque del allanamiento se encontraron nuevamente una importante cantidad de bultos de todo tipo con medicamentos.

Ante esto, se solicitó la participación de personal de la Secretaría de Salud de la provincia para que monitoreara y controlara los remedios.

Casi termina preso

Si se confirma la hipótesis de la Justicia Federal de Paraná, habría una clara violación a la orden impuesta por lo que se agravaría la situación procesal de los responsables de la comercialización ilegal de medicamentos, como la violación de las normas de Salud Pública, sobre todo a la hora de conservación, acopio y venta de medicamentos que deben realizarse bajo severos protocolos administrativos, operativos y financieros.

Se analizó en la tarde de este jueves disponer la prisión preventiva del sospechoso, pero se consideró que por las características de los delitos que se investigan que tienen una pena de entre 6 meses a 3 años de prisión condicional, es que se optó por hacerle saber la acumulación de los hechos a investigar sin perder la libertad.

De igual modo, quedó supeditado a las distintas causas judiciales y administrativas, en tanto que se iba a disponer el secuestro y traslado de los medicamentos a dependencias de la Secretaría de Salud provincial.

Golosinas y medicamentos

El personal de investigaciones de Gendarmería Paraná ingresó al depósito de la propiedad y descubrió que los responsables de la venta ilegal de medicamentos, disfrazaban la comercilización con golosinas.

En el trabajo investigativo, se observaba llegar a camionetas que trasladaban cajas de caramelos, alfajores, chupetines y otros productos similares, sin embargo en el interior se encontraron medicamentos para ser comercializados, algunos en venta libre y otros bajo recetas.




Comentarios