Secciones
Peritos oficiales

Peritos oficiales "se la dejaron picando" a la Fiscalía

En el juicio contra Jorge Julián Christe, peritos oficiales de la Justicia y la Policía apuntalaron la versión de la Fiscalía del femicidio de Julieta Riera.

Martes 13 de Abril de 2021

El análisis de muestras genéticas de la víctima y del acusado, y la reconstrucción probabilística del la caída del cuerpo por el balcón, fueron tramos centrales de la cuarta jornada del juicio contra Jorge Julián Christe, acusado de asesinar a su novia, Julieta Riera. En ambos casos, los peritos oficiales que declararon este martes explicaron sus hipótesis coincidentes con la Fiscalía y la querella.

christe juicio julieta riera.jpg
Peritos oficiales apuntalaron la versión de la Fiscalía sobre la acusación a Christe

Peritos oficiales apuntalaron la versión de la Fiscalía sobre la acusación a Christe

Uno de ellos fue Gustavo Martínez, bioquímico especializado en genética forense, doctorado en medicina, actualmente Director del Servicio de Genética Forense del Superior Tribunal de Justicia y director del Registro Provincial de Datos Genéticos.

El testigo dijo que “en este caso se hicieron dos pericias, una inicial y una segunda ampliatoria, en la cual se analizaron una serie de muestras remitidas por el Cuerpo Médico Forense. En la primera pericia se remitió material biológico tanto de la víctima como del imputado en la causa, y se enviaron como evidencias para analizar las cinco uñas de la mano derecha, las cinco uñas de la mano izquierda y un hisopo con muestra levantada de un par de anteojos color negro”.

“Habitualmente las pericias implican una extracción de ADN de esa muestra que se remite, ese ADN se cuantifica y se amplifica para regiones específicas dentro del genoma, que posee variación en todos los seres humanos, y eventualmente permiten identificar a una persona. Comúnmente se hace comparar lo que se obtiene como perfil genético de una evidencia con los perfiles genéticos obtenidos del material biológico tanto de la víctima como del imputado”, explicó Martínez.

En este sentido, dijo que “en uñas de la mano derecha de la víctima se encuentra un perfil genético que se puede corresponder a una mezcla de dos perfiles genéticos y no se puede excluir material biológico de la víctima ni del imputado”.

Por esto, el bioquímico dijo que plantearon dos hipótesis: la primera es “que en esa muestra había material biológico de ambos” (de Riera y de Christe) y la segunda que “podría ser que el perfil provenga de la víctima y de otra persona al azar de la población”. No obstante, “en el caso de esta evidencia, existe 1,94 por 10 a la 14 veces mas probabilidades que estos resultados se puedan explicar de la hipótesis 1”, aseguró.

Asimismo, se estableció que en el par de anteojos también hallaron material genético tanto de Julieta como de su novio.

Con este testimonio, tanto los fiscales Ignacio Aramberry y Patricia Yedro, como la querellante Corina Beisel, fundamentarían que Julieta se defendió con las uñas del ataque de Christe, lo que a su vez es compatible con las lesiones en los brazos del acusado. Por su parte, los defensores Franco Azziani Cánepa y Ladislao Uzín Olleros, sostendrán que se trataba de una pareja conviviente, que compartían todo y que por tal motivo es lógico que exista material genético de ambos en las uñas de la joven.

La caída

El jefe de la División Scopometría (Dirección Criminalística) de la Policía, Iván Berón, declaró durante más de tres horas y media. Refirió en su testimonio la “reconstrucción integral” que le fue solicitada por la Fiscalía, especialmente acerca de la forma de caída del cuerpo de la víctima desde el balcón del octavo piso del edificio de calle San Martín 918, “en procura de establecer qué fue lo que pasó”.

La finalidad fue “esbozar una hipótesis concretado de lo que había sido la caída el cuerpo de Julieta Riera desde el balcón del octavo piso hasta el techo del tercer piso del edificio del Iapser”, explicó Berón, y agregó: “Cada caso en particular es un desafío de modo tal de poder desandar ese camino, y creo que este caso en particular ya era todo un desafío y era interesante poder determinar qué es lo que había pasado”.

“Elaboramos una secuencia fáctica probabilística, damos una probabilidad de cuál es para nosotros la hipótesis más probable de la caída del cuerpo de Julieta, que no cae ni desde la esquina, ni del costado” del balcón. () Hubo una caída a plomo del cuerpo, implica que no hubo ningún atisbo de tratar que se agarre de una baranda, del toldo o de la red”, aseguró el comisario.

También se refirió al centro de gravedad del cuerpo, que “en las mujeres se localiza en el 55% de su estatura y (para el caso de Julieta) consideramos los siete centímetros de plataforma del calzado”. En este sentido, explicó la posición de la víctima y para ello también ilustró al jurado con una muñeca y una caja. “Ese centro de gravedad de los cuerpos está condicionado al movimiento que el cuerpo tenga (...) Tenía tres gramos de alcohol por litro de sangre, por lo cual tenemos que estar pensando que tenía un estado de ebriedad bastante importante, entonces podemos pensar que quizás no haya tenido la conciencia directa para modificar su posición”, dijo el licenciado.

Asimismo, Berón trabajó en la hipótesis dada por el imputado en sus declaraciones, por lo cual consideró que la forma de caer el cuerpo según describió Christe es muy poco probable, o “físicamente imposible”, teniendo el cuenta la posición final del cuerpo.

Embed

“Dijo que estaba en el sillón y su novia se cayó por el balcón”

El jefe y segundo jefe de la División Homicidios declararon este martes como testigos en el juicio. Horacio Blasón, jefe del área de la Dirección Investigaciones, recordó la madrugada en la que concurrió al edificio y las tareas que le asignó el fiscal. Interrogado sobre cómo vio a Christe, dijo: “Lo veo al lado de un policía que lo estaba cuidando. Normalmente cuando vamos a un hecho donde hay una persona fallecida, los familiares están en una situación de crisis, llorando, a él lo vi sentado, tranquilo, es más, le pregunté ‘¿usted es Christe? ¿Está bien? ¿Qué le pasó?’. ‘Mi novia se cayó del balcón, yo estaba sentado en el sillón, escuché que dijo Juli y cuando miré vi el pie y la mano y se cayó’. Le pregunté si necesitaba algo y me dijo que estaba bien”.

También recordó la entrevista con el vecino González, de sexto piso, quien “ubicó a la pareja y dijo que ese chico era violento con ella. Solía escuchar ruidos de botellas rotas, platos, cosas”, dijo Blasón.

A su turno, el segundo jefe de Homicidios, Miguel De Lavalle, también refirió la versión que le dio Christe sobre lo sucedido: “Dijo que estaba en un sillón sentado acomodando unas latitas que estaban sobre una mesa, escucha que le gritó ‘Juli’ y que se iba desvaneciendo, cuando miró vio que iba cayendo su novia sobre el balcón. No le hice más preguntas, quedó ahí, ingresamos al edificio y empezamos a entrevistar personas”.

Luego el testigo recordó las entrevistas con varios vecinos, en particular con el encargado del edificio, Eduardo Molina, apodado Corcho, de su entonces novia Mirta Cornejo, y de Noemí Riquelme, quien cuidaba a una mujer del sexto piso. Ellos refirieron situaciones violentas, de consumos de alcohol y drogas y otras de comportamientos en el edificio que causaban malestar en los vecinos.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario