Secciones
Causa judicial

Pedirán que vaya preso un sargento de la Policía por chocar y matar alcoholizado

La Fiscalía solicitará cuatro años y 10 meses para Alexis Ruhl por causar la muerte de padre e hijo al impactarlos de frente en la ruta 18 cuando conducía alcoholizado.

Jueves 28 de Noviembre de 2019

Alexis Yahir Ruhl invadió el carril contrario para sobrepasar dos vehículos, pero calculó mal: no llegó a retomar su mano de la ruta nacional 18 e impactó de frente contra otro vehículo: así causó la muerte de un hombre y su padre, y causó graves lesiones a la madre, en la mañana del 6 de julio de 2018.

Este sargento de la Policía provincial, de 24 años, también resultó herido, y se determinó que conducía alcoholizado. Ayer se iba a decidir la remisión de la causa a juicio, pero la defensa solicitó una pericia psicológica al joven, por lo que se estima que el año que viene se definirá el juzgamiento de la tragedia, donde la Fiscalía solicitará cuatro años y 10 meses de prisión.

Ruhl conducía el Ford Focus y se dirigía por la mencionada arteria en sentido hacia el este; en el utilitario Citroën Berlingo, que se dirigía hacia Paraná, iban las víctimas: Walter Reynoso, de 47 años, su padre Natalio Reynoso, de 73, y la madre Mirta Guerrero, de 70.

Según se pudo determinar a partir de las pericias accidentológicas y por testimonios, el auto se cruzó al carril contrario para adelantarse a al menos dos autos, cuando de frente circulaba el utilitario. A la altura del kilómetro 51 del trazado vial, más precisamente a dos kilómetros del acceso a la localidad de Viale, impactaron de frente. Fue a pocos metros del puente del arroyo Malo.

El Berlingo era conducido por Walter Reynoso, y en el asiento trasero detrás del conductor, iba su padre. Como la colisión se produjo en el frente izquierdo del vehículo, ambos sufrieron las peores consecuencias del choque y perdieron la vida en el acto. Mirta Guerrero, que iba en el asiento del acompañante, fue rescatada y trasladada en primera instancia al hospital Castilla Mira de Viale, y luego la trasladaron al San Martín con graves lesiones, y sobrevivió.

Por su parte, Ruhl, que entonces tenía 23 años, fue derivado directamente al nosocomio de Paraná. Se supo que se desempeñaba en el puesto caminero de Villaguay.

En análisis de orina arrojó resultado positivo para consumo de alcohol. Aunque el de sangre dio negativa, fue suficiente para agravar la acusación.

En la audiencia de ayer, el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull, solicitó la remisión de la causa a juicio, donde pedirá la pena de prisión efectiva para el conductor por la mortal imprudencia, por los delitos de Doble homicidio culposo y Lesiones graves culposas. Pero el defensor Rettore requirió una prueba más: la pericia psicológica con la finalidad de demostrar el daño psíquico que ha sufrido Ruhl como consecuencia del hecho, evidencia que le serviría para atenuar una eventual condena. La jueza Paola Firpo hizo lugar al planteo y el envío de la causa a debate será el año que viene.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario