Pirotecnia
Lunes 01 de Enero de 2018

Oficialmente, en toda la provincia, solo hubo dos lesionados graves por uso de pirotecnia

En la ciudad de Diamante una mujer sufrió la perforación de la córnea luego de que una cañita voladora impactara en el ojo y se teme que pueda perder la visión. En Gualeguaychú un nene de cuatro años se lesionó la mano.

Se puede decir que el saldo del año nuevo en la provincia de Entre Ríos relacionado con la pirotecnia es altamente satisfactorio. En todo el territorio se registraron solamente dos lesionados por el uso de cohetes, según datos oficiales de ingresos a hospitales públicos.

Desde la Policía de Entre Ríos se informó a UNO que entre la noche del domingo y la madrugada del lunes hubo dos personas que debieron ser asistidas en nosocomios públicos. El número es muy inferior con respecto al año pasado, pero también lleva a preguntarnos si este resultado es producto de las campañas de concientización para bajar el uso de material de pirotecnia o es por el costo de los productos y la compleja situación económica que puede afectar a buena parte de la población.

Por lo pronto, se conoció que en Gualeguayhú, antes de la llegada del nuevo año, se produjo la atención en el hospital Centenario de un niño de cuatro años que cerca de las 23 había manipulado una bengala. La misma le explotó en su mano derecha por lo que debió ser atendido por los médicos.

Afortunadamente se constató que las lesiones y quemaduras no eran graves, por lo que la criatura fue dada de alta en los primeros minutos del nuevo año.


Ojo muy afectado
Por otra parte, se destacó que el segundo caso -más grave que el de Gualeguaychú-, se registró en la ciudad de Diamante. Allí cerca de las 0,15 de este lunes se produjo un accidente por el cual una mujer de 25 años sufrió importantes lesiones en uno de sus ojos.
Se dio a conocer que la esposa de un funcionario policial que vive en Valle María, se encontraba cenando en la casa del suegro. Con la llegada del 2018 hubo pirotecnia lanzada al cielo y en la vereda de la casa había un adolescente jugando con cohetes de todo tipo. Lo cierto es que por un error involuntario apunto sin querer hacia la gente con una cañita voladora, con tanta mala suerte que impactó de lleno en el ojo derecho de la mujer.

Al ser asistida en el hospital 25 de Mayo de Diamante, se estableció que la muchacha había sufrido la perforación de la córnea. Los médicos realizaron las curaciones iniciales y recomendaron que en las próximas horas sea atendida por un oftalmólogo en la capital provincial, habida cuenta que se teme que pueda llegar a perder la visión del ojo afectado.

Comentarios