justicia

Numerosa marcha pidió justicia por el crimen de la docente

Familiares de Teresita Galli fueron recibidos por el fiscal de la causa. "No se merecía lo que le pasó", lamentó el sobrino de la víctima.

Lunes 06 de Julio de 2020

Familiares, amigos, colegas y vecinos de Teresita Galli, la docente asesinada en Concordia, marcharon pidiendo Justicia. La concentración se realizó ayer frente a la escuela de Comercio N° 1 Profesor Gerardo Victorín, donde la víctima dictaba clases, luego recorrió la zona céntrica y terminó frente a los Tribunales concordienses.

La numerosa marcha mostró su tristeza y a la vez indignación por el violento final de la docente, al tiempo que se hizo escuchar el pedido unánime de Justicia. La caminata partió desde la plaza Urquiza, bordeó la plaza 25 de mayo y terminó desembocando frente al Palacio de Tribunales, donde fueron recibidos por el fiscal Francisco Azcué, quien investiga el crimen.

Por el asesinato, el juez de Garantías Nº 3, Mario Figueroa, dispuso la prisión preventiva por 90 días en la Unidad Penal de Concordia para Luis Castillo, a quien la Fiscalía imputó por el delito de Homicidio agravado.

En la audiencia realizada el sábado participaron el fiscal José Arias y el abogado defensor Marcelo Sigot, pero no estuvo presente el panadero Castillo en virtud de las medidas de restricción vigentes por razones sanitarias para garantizar el distanciamiento.

Dos huellas

Al finalizar el encuentro con el fiscal, los hermanos de la docente explicaron: “Nos manifestó que tienen todas las pruebas del que llevó a cabo el asesinato”.

“Hubiéramos preferido hablar directamente con un juez, pero estaban ocupados, por lo que no estamos conformes”, dijo uno de los hermanos de la víctima a Diario Río Uruguay.

Por otra parte, la hermana de la profesora contó sobre la reunión; “Según dicen, tienen todas las pruebas para culparlo a cadena perpetua, pero vamos a ver en qué queda todo con la Justicia de Argentina”.

Asimismo, Gabriel Galli, el sobrino de Teresita, mencionó: “Los fiscales nos han dicho que el juez metió preso a Castillo y se trata de él, porque las cámaras lo identificaron”. Sin embargo, contó que “no se descarta la idea de que pudo haber habido otra persona, porque hay dos huellas de zapatillas dentro de la casa” que, al mismo tiempo, “coinciden con la idea de que Castillo se haya cambiado adentro”.

Por otra parte, Gabriel subrayó: “Esperamos que esto se aclare lo más rápido posible y termine en la cárcel. Mi tía era una persona que le hubiese dado todo lo que tenía, porque no tenía problemas con lo material, le hubiese entregado todo y no se merecía lo que le pasó”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario