Caso Elías Varela
Martes 05 de Diciembre de 2017

"No fue un ajuste de cuentas, esa bala no era para él", dijo la madre de Elías Varela

El amigo de la víctima tenía conflicto con los imputados. Esa noche no fue al Parque. "¿Estaba amenazado? ¿Por qué no les avisó?", se preguntan

"Mi hijo no salió a buscar la muerte", dice Elsa. En su casa del barrio El Morro de Paraná los rostros de la familia no pueden expresar otra cosa que el dolor por una pérdida tan repentina e inesperada como brutal. Hace cinco días, Elías Varela estaba ahí mismo, entrando y saliendo, ayudando, acompañando, trabajando y juntando dinero para darle lo que necesitaba a su hija, que no tiene ni un mes, y pudo ver solo una vez. El asesinato del joven de 20 años al pie del monumento a Urquiza, tiene a dos imputados: Andrés Portillo y Wanda Herrera. Son los señalados de ir en una moto, ejecutarlo de un tiro en la cabeza y escapar. Pero para los seres queridos de la víctima, faltan preguntas por responder. El nombre de Rodrigo Rosarigo, amigo de Elías, es una pieza clave en la trama del crimen. Su ausencia en el lugar y al momento del asesinato genera dudas que quieren aclarar.

LEE MÁS SOBRE EL CASO ELÍAS VARELA
Rosarigo es expareja de Herrera, con quien tiene un hijo. La joven de 20 años está ahora en concubinato con Portillo. Hace un mes y medio, Rosarigo y Herrera tuvieron un encontronazo, lo que derivó en una pelea del muchacho con Portillo, y en ese momento Varela defendió a su amigo. Portillo quiso vengarse y lo hizo con Varela, el sábado a la madrugada en el Parque Urquiza, aunque todos piensan que buscaba matar a Rosarigo.
"Mi hijo no salía todas las semanas, sino cuando tenía la ocasión o no tenía que trabajar, el grupo de amigos completo se iba siempre a ese lugar, sin conflictos, sin nada", contó Elsa. Su hija Claudia dijo: "El mejor amigo de mi hermano tenía conflicto con su expareja, se habían encontrado, se empezaron a pelar, se golpearon y mi hermano lo defendió. Fue el único inconveniente que tuvo, pero era una pelea del amigo con esa chica".
"Mi pregunta como madre –dice Elsa–, atando cabos sueltos, es ¿Por qué Rodrigo no fue esa noche? ¿Lo amenazaron, pasó algo y no le avisó a los amigos? Esta gente fue a buscarlo a Rodrigo, lo vio a Elías y lo atacó".
Claudia también sospecha: "Suena raro que todas las veces que salían, iban juntos, y esa noche ¿por qué no fue? ¿Por qué no le advirtió que no vaya? En el velorio le preguntamos si sabía algo, pero dijo que no sabía nada, y después que lo enterramos supimos la noticia de que había sido su ex, y no lo vimos más".
"Desapareció. Para mí que ha sabido algo, lo han amenazado, es la única pregunta que tengo", sostiene la madre.

¿Cómo era Elías?
En los inicios de la investigación, le preguntaban a la familia si Elías tenía conflictos con alguien. Ahora, Elsa responde: "Todos me preguntan cómo, y a todos les digo lo mismo: la gente contestó. Al velorio fueron muchos más de lo que nosotros nos esperábamos, sabíamos que tenía muchas amistades, pero desde el momento que pasó el hecho acá ya había gente, cuando vengo del hospital iban y venían, gente y gente que no conocía, cuando llegamos a Sasfer pensé que toda esa gente estaba para otro velorio, personas que fueron clientes suyos, amistades. La gente lo demostró, el barrio fue casi completo, mirá que llovió y la gente estaba ahí. Cuando llegamos al cementerio estaba lleno, ahí está la respuesta de lo que era Elías. Servicial, amigo, respetuoso, y si ha tenido alguna pelea con uno o con otro es normal, sino no somos humanos".
Elías era uno de los seis hijos de Elsa, el más chico de los varones. "Todos muy compañeros –asegura su madre–. Si Elías ha obrado así es porque yo le enseñé que hay que defender a la familia y si salís con amigos vas y venís con tus amigos".
"Era de tener amigos sinceros, no dejaba en banda a nadie. Era un pibe que no se drogaba, no tomaba alcohol, Coca Cola nomás, no tenía vicios. Trabajaba por cuenta propia, arreglaba aires acondicionados, heladeras, motos, autos, y de vez en cuando tenía una changa de pintura", cuenta la madre, y agrega: "Estaba juntando plata para ver si podía ver a su hijita que nació el 11 de noviembre. Tengo un bolso guardado con ropa en cantidad, nuevita, se la llevamos a la madre y no la quiso, la tenemos ahí que ahora la pienso llevar al Once por Todos".

"Pudo ser cualquiera"
Minutos antes de las 2 del sábado, la familia de Elías recibió el llamado de amigos que los alertaban que "Elías estaba tirado". Cuando Elsa llegó al lugar, le dijo a uno: "Decime la verdad ¿qué fue?". "Un tiro acá", le respondió, y se señaló la cabeza
"Miré y no había sangre –recuerda Elsa–. Yo trabajé en ambulancia, estuve mucho tiempo salvando vidas, y sé que si lo llevaron era porque tenía signos vitales, tenía una esperanza. Ya sabía que cuando llegara al hospital me iba a encontrar con mi hijo muerto. Pero como toda madre tenía una esperanza de que no. No hay consuelo".
La familia de Elías está convencida de que los dos detenidos "salieron a buscar para matar". "Ella esperó con la moto en marcha para salir, sabía lo que hacían –asegura Elsa–. Pero yo te puedo asegurar que esa bala no era para mi hijo, era para Rodrigo, porque el problema era entre ellos, pero como no estaba la ligó Elías".
"Nada me lo va a devolver a mi hijo, pero puedo decir que no fue un ajuste de cuentas, la bala no era para él, era un problema de parejas, no estaba la persona que tenía que estar, fue Elías pero pudo ser cualquiera".
Claudia agrega: "Estaban todos ahí y lo esperaban a Rodrigo porque era el único que faltaba. Lo llamó a mi hermano y le dijo que iba como a las 2". Elsa relaciona: "Y fijate que el hecho fue a las dos menos cuarto, él sabía algo. Ya no sabés qué pensar."
"Y ahora lo único que me queda decirles a los amigos que confían en él, como confió mi hijo, que tengan cuidado porque van a tener el mismo final que mi hijo. Porque hasta cerrándole el cajón decía que no sabía nada".

Comentarios