Secciones
Policiales

Megaestafa: aparecen pruebas contra la familia y profesionales

Por la quiebra fraudulenta de la empresa Waigel de Crespo, la Procuración le apunta a los ocho miembros del exdirectorio como a los responsables de ayudar en las operaciones irregulares.

Domingo 11 de Noviembre de 2012

En la Justicia de Paraná se siguen tomando medidas en la causa que se investiga la quiebra fraudulenta por más de 40 millones de pesos producida por la empresa Waigel de Crespo. Desde la Procuración se hizo saber que no solo se buscan determinar las responsabilidades de los ocho imputados, sino también de partícipes necesarios como serían los testaferros y profesionales que ayudaron a organizar esta gran megaestafa.
 

Ante esto, el Procurador General del Superior Tribunal de Justicia, Jorge García, informó: “Creemos que la resolución donde se determinará si hay elementos suficientes para continuar la investigación e ir a juicio, no se dilatará demasiado. El juez (Elvio Garzón) deberá evaluar si existen indicios concretos de probabilidad delictiva o no, para lo cual el plazo está determinado en días por el Código Procesal Penal, contándose a partir de la última declaración del acusado. Siempre puede haber prórrogas, pero son cercanas en el tiempo”.
 

Por otra parte, en cuanto a los avances que ha tenido el expediente en los últimos días, a partir de la excarcelación bajo el pago de la caución de cinco de los imputados, mientras que otros tres permanecen con detención domiciliaria, el procurador García señaló a El Observador: “Se han llevado a cabo todos los actos vinculados con la continuidad de la etapa instructora, que comienza en las falencias e insolvencias provocadas, las maniobras simuladas, la creación de sociedades ficticias, todo lo cual está siendo objeto de nuestra requisitoria fiscal de investigación. Esta causa tiene fundamentalmente situaciones que pasan por lo documental. Hay todo un trabajo que se ha hecho desde la Sindicatura que interviene en la quiebra, donde se ha recabado documentación para verificar todos estos traspasos y maniobras de afectación a las masas de fraude”.
 

“Próximamente vamos a llamar a algunas víctimas también, para terminar de armar la imputación para ir a juicio. Lo que vamos a investigar después de que conectemos la prueba documental entre sí, tiene que ver con escrituras y actas de sociedades ficticias. De allí surgirá la vinculación de personas que han intervenido como cómplices necesarios”, alertó el funcionario judicial para marcar: “Existen dos clases de intervenciones en este tipo de hechos delictivos: están aquellos que tienen que ver con la calidad de comerciantes, de integrantes de las sociedades llevadas a la quiebra, que son los que deben responder en un sentido de delito propio. Los exdirectivos reúnen esta calidad de autores. Después están todos aquellos que han intervenido, pero que no integraban el directorio ni recaía sobre ellos la personalidad directiva de la empresa, entonces se consideran cómplices necesarios y eventualmente cooperadores secundarios”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario