Superclásico
Domingo 23 de Septiembre de 2018

Mató de una puñalada al primo en una discusión por el clásico potenciada con alcohol

Miguel Ramírez, hincha de River, murió atacado por Juan Cruz Gómez, y su féretro fue envuelto en una camiseta de su club. El agresor confesó

El dolor invadió a los habitantes del paraje Las Delicias, un pequeño poblado con algunas casas esparcidas, a unos 15 kilómetros de Federal. En un episodio violento y a la vez inexplicable, Miguel Alfredo Ramírez, de 30 años, perdió la vida por la puñalada que le asestó su primo, Juan Cruz Gómez, de 34. Durante el velorio, el féretro de la víctima estaba envuelto con una camiseta de River. Era su pasión y el motivo de la discusión que terminó en la tragedia, el viernes a la noche. Gómez era de Boca, y lo que empezó con una charla en clave de folclore futbolero, siguió en una discusión acalorada, tonificada por el consumo de bebidas alcohólicas. Fue un instante en que el hombre se obnubiló en el pleito verbal, agarró su cuchillo casero y se lo clavó en el pecho a su familiar, de quien además era concuñado. Ni bien retiró del cuerpo la hoja ensangrentada, advirtió lo que había hecho. Lo alzó y lo subió a su camioneta, mientras otros parientes que estaban allí llamaron a una ambulancia.



A mitad del camino de tierra que une Las Delicias con Federal, se cruzaron con la unidad de rescate y los policías de la Jefatura Departamental. Subieron a la víctima a la camilla y la ambulancia lo trasladó al hospital Justo José de Urquiza, pero al ingresar se constató que el hombre ya había fallecido. Ramírez era padre de tres niños: dos mellizos de 8 años y una nena de 3. Gómez se había quedado en su camioneta, detenido por los uniformados, a quienes les confesó lo que había sucedido. En el lugar del violento hecho trabajó el personal de Criminalística de la fuerza local. Se trata de un bar que funciona en una vieja escuela que ya no es tal, al lado de la que está la casa donde viven todos los parientes. Todos los testigos corroboraron lo manifestado por Gómez.


Ambos habían estado toda la tarde pescando en un arroyo cercano y al regresar a la vivienda se sentaron en el bar y siguieron tomando alcohol. En un momento el fútbol se metió en la charla, y el clásico Imputación. Gómez quedó alojado en el calabozo de la Jefatura Departamental y será acusado por la Fiscalía. entre Boca y River que se jugará hoy era el tema inevitable. Lo que nadie imaginaba era que una cargada iba a ocasionar el estallido de Gómez. Tanto este como Ramírez eran artesanos cuchilleros, actividad muy común entre los habitantes de la zona. Además, en la zona rural muchos acostumbran tener siempre el facón en la cintura. Desde la Policía se indicó que es muy habitual que las discusiones terminen con personas apuñaladas.


El caso quedó en manos de la fiscal Estela Irurzun, quien ordenó que se practicara la autopsia así como distintas medidas que servirán para establecer lo sucedido, principalmente las declaraciones testimoniales de los presentes en el lugar del hecho. Se evaluará en las próximas horas la imputación por el delito de Homicidio simple, así como la medida cautelar de prisión preventiva y, en tal caso, el plazo de la misma. Heridos en pelea familiar En la ciudad de Paraná, efectivos policiales de la comisaría tercera debieron intervenir ante un violento altercado familiar que terminó con al menos dos personas heridas. Según se informó a UNO, el hecho aconteció en un domicilio a donde los uniformados debieron acudir tras el llamado desesperado de familiares. En tanto, en el hospital San Martín se registró el ingreso de una mujer con una herida de bala en una pierna y de un hombre con una lesión de arma blanca, que serían producto de la reyerta.

Comentarios