Secciones
Fátima

Martínez dijo que presos lo obligaron a tragarse una cuchara

El acusado por el femicidio de Fátima Acevedo ingresó el domingo por la noche al hospital San Martín de Paraná.

Lunes 23 de Marzo de 2020

Nicolás Martínez, el único acusado por el femicidio de Fátima Acevedo, ingresó el domingo por la noche a la guardia del hospital San Martín en Paraná. Pedía asistencia ya que, según su testimonio, otros presos lo atacaron, golpearon y obligaron a tragarse una cuchara.

Jorge Martínez por desaparición de Fatima Acevedo4 .jpg
Martínez ingresó el domingo por la noche a la guardia del hospital San Martín en Paraná.

Martínez ingresó el domingo por la noche a la guardia del hospital San Martín en Paraná.

Según fuentes del Servicio Penitenciario indicaron a UNO tras el control médico se pudo constatar que el detenido no tenía tal objeto y que gozaba de buena salud, por lo que fue nuevamente trasladado al Penal N° 1 de la capital entrerriana.

Embed

Fátima desapareció el 1 de marzo último tras salir de la Casa de la Mujer de Paraná, adonde estaba alojada luego de haber denunciado a su ex pareja por violencia de género.

Tras una denuncia de su familia se inició un amplio operativo de búsqueda, durante la cual el acusado quedó detenido preventivamente.

Finalmente, el 8 de marzo hallaron el cadáver de la víctima adentro de un pozo de 18 metros de profundidad.

De acuerdo a los investigadores, la mujer había denunciado a Martínez en el juzgado de Familia 1 de Paraná en 2017 y en 2018, mientras que entre 2019 y 2020 realizó cuatro presentaciones más ante la policía y la fiscalía de violencia de género del Ministerio Público Fiscal.

La semana pasada se acordó que Nicolás Martínez, permanezca en el penal de Paraná, durante 90 días. Los fiscales Leandro Dato e Ileana Viviani le imputaron a Martínez el delito de Homicidio agravado por ser cometido contra una expareja y por haberse perpetrado en un contexto de violencia de género.

La novedad que se conoció en la imputación fue la forma en la cual Martínez logró encontrarse con Fátima para poder matarla. Como se sabe, la joven de 25 años, madre de un niño de cinco, había denunciado varias veces al hombre, quien tenía la orden judicial de prohibición de acercamiento vigente, y ella estaba alojada en la Casa de la Mujer de la Municipalidad de Paraná, sin dinero ni siquiera para tener crédito o datos en su celular.

Por eso, según informó la Fiscalía, Martínez engañó a Fátima diciéndole que le había comprado un teléfono, motivo por el cual la joven fue hasta su vivienda ubicada en calle Hernandarias al final, pasando calle Soldado Bordón, el domingo 1° de marzo.

El principal acusado de la desaparición y muerte de Fátima Acevedo se abstuvo de declarar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario