Paraná
Martes 31 de Octubre de 2017

Los vecinos de Los Robles se resisten a un nuevo asentamiento en Paraná

Familias del barrio de Crisólogo Larralde y Las Vías, denunciaron que un grupo de 15 personas intenta por todos los medios levantar precarias viviendas en terrenos fiscales.

Es tensa la situación entre los vecinos del barrio Los Robles ubicado en la zona sur de Paraná.

Los titulares de terrenos y viviendas en Crisólogo Larralde y Las Vías quieren evitar que, a poca distancia, sobre los espacios del ferrocarril y al costado del muro construyan un par de casas precarias.

Desde la mañana, personal policial de la comisaría 13° intervino para que al menos se suspendiera el inicio de las construcciones. Cerca de 15 personas, entre hombres, mujeres y niños desmalezaron una parte del predio para luego informar a los uniformados que el material de construcción "había sido entregado por las autoridades de la Municipalidad de Paraná".

Embed

Entre los usurpadores, había personas que vestían uniformes de las Unidades Municipales. La Policía les informó que estaban en la posibilidad concreta de cometer un delito al apropiarse de un terreno sin contar con la documentación de respaldo.

El problema surgió cuando los ocupantes comenzaron a agredir verbalmente a los vecinos que les solicitaban que desistan de la construcción.

Durante las primeras horas de la noche hubo algunos cabildeos que no pasaron a mayores.

UNO dialogó con un par de vecinos que no ocultaron su malestar por esta situación. Lo que más les afectó fue el nivel de agresividad de los intrusos que juraron prenderles fuego las casas si no lograban avanzar con el asentamiento.
Las personas que prefirieron preservar sus nombres y apellidos solicitaron a la Policía, en lo posible una presencia permanente en el lugar, o bien emprender las recorridas en forma permanente.

La polémica se profundizó con la defensa de los intrusos que aseguraban haber sido enviados por la Municipalidad, y los vecinos que reprocharon la modalidad.

Sin protección
En el predio quedaron como mudos testigos del intento: chapas, tirantes, cemento, piedra, arena y otros elementos de construcción.
El problema social que golpea a los que pretenden lograr el asentamiento, es que no tienen un lugar donde poder ir, y de allí es que la desesperación ganó a las mujeres con sus hijos que intentaron levantar las paredes.

Una autoridad de la comisión vecinal del barrio, informó a UNO que se contactaron con el titular del Centro Coordinador de Servicios Ciudadanos de la comuna Roberto Sabbioni. El funcionario les negó la posibilidad de que se haya apoyado la iniciativa de avanzar con un asentamiento ilegal. En más, les indicó que no permitirán la acción y que tratarán de establecer quiénes son los operarios municipales que habrían participado de la polémica medida.

En la noche, hubo una especie de vigilancia de parte de los vecinos quienes se iban a turnar para mirar que no llegara nadie al predio. Al menos por estas horas reina una especia de tensa calma.

Comentarios