Narcotráfico
Viernes 17 de Agosto de 2018

Los paranaenses detenidos en Posadas con un sicario dicen que fueron a comprar ropa

Salvador Ojeda y Jorge Gustavo Gareis dijeron que son inocentes. La expolicía y taxista Adriana Alizegui se abstuvo de declarar

La situación de los tres paranaenses detenidos el lunes en ciudad misionera de Posadas junto a un sicario que tenía tres kilos de cocaína se complicó, ya que ayer fueron imputados por el delito de encubrimiento, primera acusación de las dos que pueden llegar a recibir. Pasa que Néstor Negro Rojas, el asesino a sueldo que estaba con ellos, está acusado de acribillar a balazos a un mecánico el 5 de agosto. En forma paralela a esta causa se tramita en la Justicia Federal otra por narcotráfico, en la cual también están involucrados los paranaenses.
Ayer por la mañana, el juez Carlos Giménez, titular del Juzgado de Instrucción 7 de Posadas, los indagó a todos: a Rojas por el crimen del mecánico Aldo Cantero, al remisero de Paraná Gabriel Salvador Ojeda, de 49 años; Jorge Gustavo Gareis, de 28, y a la expolicía y taxista Adriana Alizegui, de 44.
Los dos hombres se declararon inocentes, mientras que la mujer eligió el silencio.

Según datos recabados por UNO los hombre le dijeron al juez Giménez que ellos tenían como destino la ciudad paraguaya de Encarnación. La finalidad era comprar ropa para revender en la capital entrerriana.
Ojeda es remisero y según consta en el expediente fue contratado por Gareis para realizar el viaje a Misiones. Los hombres iban juntos en un auto mientras que Alizegui viajaba sola en su taxi. Según publicó el diario Primera Edición, de la investigación se desprendió que Alizegui sería la que tenía más relación con Rojas,
y según sospechan los investigadores Ojeda podría ser el que menos responsabilidad tenga en el caso.
Fuentes judiciales explicaron que se presume que Gareis contrató a Ojeda para viajar
haciendo de punta, mientras que el otro auto iba a regresar cargado con droga.
Ahora el juez pidió informes telefónicos para ver si es verdad lo que dicen los imputados. Además allí podría surgir si saben o no del homicidio que le imputan al sicario Rojas, que al momento de ser detenido estaba acompañado por una menor de edad nacida en Paraguay.

La cabaña con droga
Rojas cayó detenido con tres kilos de cocaína que se sospecha estaba a punto de entregar a los paranaenses.
Los investigadores habían informado que sospechan que se habrían encontrado para adquirir la droga y trasladarla a Paraná, posiblemente en calidad de transportistas.
Néstor Negro Rojas, es un conocido sicario paraguayo acusado de acribillar el 5 de agosto a un mecánico que tenía en su casa ocultas dos toneladas de marihuana. Además, el hombre de 52 años estaba prófugo por un doble homicidio mafioso ocurrido en 2015.
Tanto los paranaenses como el paraguayo estaban en un complejo turístico ubicado en la zona norte de Posadas, a la vera del río Paraná.
Los paranaenses estaban en la 25 y Rojas en la 24, donde tenía tres kilos de cocaína. Los investigadores se hicieron pasar por empleados del complejo y vieron al sujeto que buscaban en tratativas con las tres personas de Paraná.
Los paranaenses estaban en dos autos Fiat Siena, uno un remís de una empresa de la capital entrerriana, y otro un taxi con licencia otorgada por la Municipalidad. Por otro lado, según se confirmó oficialmente a UNO, Alizegui fue integrante de la Policía de Entre Ríos hasta 2001, cuando fue separada de la institución.

Comentarios