Policiales

Los familiares de Giménez no buscan vengar su asesinato

Por el homicidio que fue detenido Petaco Barrientos, el abogado alerta que no tiene nada que ver. Los allegados de la víctima, informaron que la pequeña hija vio el suceso y casi perdió el habla.

Martes 13 de Noviembre de 2012

Javier Aragón / Redacción de UNO
jaragon@unoentrerios.com.ar

 

No es fácil perder un hermano o un hijo, y por más que esta persona haya transitado algunos caminos no del todo claros, el amor siempre estará presente. Esta es la sensación amarga que tienen los familiares de Iván Giménez, el hombre que fue asesinado a balazos el sábado a la madrugada en el Paraná XX. Por el hecho fue detenido el jefe de la barra brava de Patronato, Gustavo Petaco Barrientos, y ante comentarios en la zona, los hermanos como los padres aseguraron que no buscan venganza, sino que esperan que la Justicia resuelva lo más rápido posible.

Descargo y aclaraciones
El arquero del club San Benito y técnico de las inferiores es Ignacio Giménez, un muchacho conocido en el ambiente deportivo por su paso por Patronato y por contar con una tarea docente para destacar con los semilleros. El hermano no ocultó su dolor por la muerte de Iván, pero además el malestar que le provocaron los dichos que alertaban de posibles enfrentamientos con allegados al detenido. “Nosotros somos gente humilde, honrada que no queremos andar mal con nadie. No tenemos ganas de vengar la muerte de mi hermano, solo queremos que lo dejen en paz a él y a nosotros, porque nunca anduvimos en las cosas que él se metía”.

Familia destruida
“Lamentablemente el crimen dejó a tres criaturas sin padre y esto es terrible, porque perdimos un hermano, un hijo como es el caso de mis padres y un padrazo como era con sus pequeños hijos”, enfatizó el muchacho, que recibió el respaldo y la solidaridad de gran parte del barrio Paraná XX como de colegas de instituciones deportivas.
 

Sobre el motivo del crimen, Giménez aclaró: “Él andaba en sus cosas, nunca las trajo a la casa o a la familia. Él nunca nos involucró en su mundo, que era negro. Nuestro mundo es la familia, la solidaridad y el respeto, por lo que no vamos a tomar jamás venganza contra nadie”.
 

“Nosotros somos conscientes de que mi hermano era la manzana podrida de la familia. Y nosotros somos gente laburadora. Que ahora no nos joroben más porque tenemos innumerables problemas que superar”, añadió el familiar directo con la voz entrecortada por un llanto guardado con fuerza.

Miedo y silencio
Admitió que en el Paraná XX por el crimen y por la detención de Petaco hay miedo. La gente anda con cuidado y es muy poca la que está dispuesta a contar lo que vio. “La gente se encerró en sus casas, no quieren salir y es por un lógico miedo, que también nos llega a nuestras familias”.
 

“Yo no sé bien en qué andaba mi hermano, pero al llegar a casa era un hermanazo, que le gustaba estar en familia, pero además se desvivía por sus criaturas. Por lo que nosotros veíamos que en cualquier momento, algo grave podía ocurrir”, añadió.

Sin habla
Nacho, como lo conoce su gente, dio un detalle escalofriante de la balacera que ultimó a su hermano. “La hija de 6 años vio todo, cómo lo hirieron y cómo cayó ensangrentado. Con la poca voz que le quedaba le dijo a la pequeña que la quería mucho y que se cuidara. Además le pidió a mi madre que siempre estuviera atenta por lo que le podría pasar a las criaturas”, resumió en las frases antes de quedar inconsciente.
 

El hermano admitió que este cuadro le provocó a su sobrina un shock terrible. “Perdió el habla, pero además vive con miedo. Tras ocurrir el hecho ella se escondió abajo de la cama, por lo que tendrá que ser ayudada con un tratamiento psicológico que la ayude a superar la muerte de su padre”. Finalmente, pidió que la Justicia haga lo debido y lleve a la cárcel al responsable del ataque que terminó con la vida de Iván Giménez.

“Inocente”
El abogado defensor de Barrientos aseguró a UNO que Petaco es inocente del hecho y que no tiene nada que ver.
 

Alberto Salvatelli explicó la estrategia a desarrollar en la causa. Petaco va a decir su verdad, que es inocente, que nada tuvo que ver con el hecho, ya que por lógica, él podría haber mandado hacer eso con otro y no él directamente”.
 

“No tenía problemas con la víctima y me recordó que el que había tenido algunos inconvenientes fue un allegado del grupo”, resaltó.
 

En esa línea adelantó: “Ya contamos con cinco testigos que son clave en la causa, quienes dirán que “Giménez, cuando fue herido, dijo claramente que fue la gente de Petaco, y no él precisamente”

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario