justicia

Le sacaron un ojo de un piedrazo y están libres: "No entiendo a la Justicia"

Violentos de Rosario del Tala atacaron a una familia. La pareja de la víctima cuestionó a fiscal por no ordenar la detención de los agresores y reclama justicia

Miércoles 23 de Marzo de 2022

Carla tiene 19 años, es madre de dos hijos de 3 y 4 años, cursa un embarazo de ocho meses y tiene muchas posibilidades de perder la visión del ojo derecho. La semana pasada un grupo de violentos en la ciudad de Rosario del Tala atacó a su familia y su vivienda y recibió un piedrazo que impactó en su rostro. Mientras se encuentra en cama, los autores del ataque están libres: “Los agresores están sueltos, no entiendo a la Justicia”, dijo a UNO David, su pareja, quien cuestionó el accionar de la fiscal Emilce Reynoso: “¿Cuántas pruebas más necesita para meterlos presos?”.

“Se vive una injusticia bárbara en Tala”, dijo el muchacho de 21 años, y contó el episodio ocurrido el miércoles, cuando regresaron de trabajar a su casa: “Ella estaba haciendo la cena para después acostarnos a descansar y en la casa de mi hermana había cuatro personas intentando entrar a la casa de mi hermana, que queda enfrente. Cuando ella llega le empiezan a gritar. Mi señora sale rápido y les pide por favor que se vayan. No termina de decirles la palabra ‘silencio’ que ya le habían roto el ojo con una piedra de 15 centímetros. Entró a la casa, se descompuso y se desmayó”, relató David.

justicia por Carla.jpg
Un grupo de violentos de Rosario del Tala atacaron a una familia. La pareja de la víctima cuestionó a la fiscal por no ordenar la detención de los agresores y reclama justicia

Un grupo de violentos de Rosario del Tala atacaron a una familia. La pareja de la víctima cuestionó a la fiscal por no ordenar la detención de los agresores y reclama justicia

Luego se produjo una gresca donde la familia intentaba defender su casa de las agresiones. Cuando llegó un móvil policial, según el relato del joven, los efectivos les dijeron que ellos estaban “patoteando” a los agresores, no les creían que era al revés hasta que David sacó a su mujer desvanecida a la calle y pidió una ambulancia. La llevaron en un auto particular al hospital local, desde donde la derivaron de urgencia al Centenario de Gualeguaychú “por un problema en la retina”, que allí no podían tratar. Mientras, los cuatro violentos continuaban provocando daños y agresiones a la vivienda de otra hermana de David, por lo que fueron a repelerlos.

Carla estuvo internada hasta el sábado a la mañana, y debió volverse a su casa en un remís, porque desde el nosocomio de Gualeguaychú no podían comunicarse con el de Tala para que la buscara una ambulancia.

“Hablé con el doctor y me dijo que este miércoles (por hoy) tengo que llevarla para que la vea el oftalmólogo y se va a decidir si necesita una cirugía. Hay un 70% de probabilidad de que pierda la vista del ojo derecho”, dijo David.

Ayer no sabía cómo iba a llevarla hasta Gualeguaychú, ya que por tener que estar todo el día en su casa cuidando a su pareja y sus hijos no ha podido salir a trabajar y no tiene más dinero. El remís le había salido 8.000 pesos.

“Hoy (por ayer) a la mañana fui a la Fiscalía y la fiscal Reynoso dijo que si ella pierde el ojo van a pedir captura de los agresores, y si se encuentra bien va a quedar archivada la causa”, contó David sobre lo que le habría explicado la funcionaria.

“Ni siquiera los encerraron dos horas, andan por todo Tala haciendo desastres, me repugna la injusticia que hay acá”, cuestionó. Dice que necesitan más pruebas ¿qué mas pruebas quieren si le sacaron un ojo a mi mujer?”, lamentó.

“Los mismos agresores, en otro barrio le rompieron la cabeza a un hombre con una botella de vino, que también hizo la denuncia pero no le dieron bola, no nos ayudan. No depende de la Policía sino de la fiscal y no hace nada”, agregó David.

“Yo pensé que existía la ley de Ni Una Menos, cuando uno toca a una mujer, pero acá en Tala no existe. Yo no tengo la plata para ir con un abogado. A mi señora la veo tirada en la cama, mientras los agresores andan por todo el pueblo haciendo más problemas. Yo quiero justicia, no solo por mi señora sino por toda las mujeres, porque la exmujer del agresor contactó a mi hermana y le dijo que tiene miedo porque la tiene amenazada de muerte”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario