Caso Elías Varela
Domingo 03 de Diciembre de 2017

La muerte del joven en el Parque Urquiza debería disparar las alarmas

Al chico de 20 años le pegaron un tiro en la cabeza en el paseo público más concurrido de Paraná. El que disparó tiene 26 años, su compañera 20 y lleva un embarazo de cuatro meses. Ambos están detenidos.

Una chica de 20 años, embarazada de cuatro meses, se subió a una moto como acompañante y salió a matar.


En la primera hora del sábado 2 de diciembre, decidió saldar cuentas junto con su compañero, un muchacho de 26 años, que ahora es señalado como el que disparó el tiro en la cien de otro chico de 20 años al que le arrebató la vida.


El asesino volvió rápido a la moto en donde ella esperaba, se subió y aceleró escapando: primero hacia la rotonda de la Danza de la Flecha, luego por Bertozzi y después habría tomado por Los Vascos.


A ella los investigadores de Homicidios la encontraron en una casa del Maccarone. Un barrio lleno de carencias que se viene transformando en una pequeña favela. El principal sospechoso estaba en Puerto Viejo, otro sector postergado de la capital entrerriana que también tiene sectores similares a las postales de la desigualdad brasileña.


Este caso debería ser un quiebre para el futuro de la sociedad paranaense porque evidencia que todo está mal. El cuerpo sin vida cayó en el monumento a Urquiza frente a la mirada de cientos de jóvenes que se estaban divirtiendo.


El domingo de una noche de diciembre, unas 48 horas después, hay una chica de 20 años con un embarazo de cuatro meses encerrada en una celda esperando el traslado a la cárcel.


Al naturalizar la muerte y la vida condenada se va perdiendo la empatía con los que más sufren. ¿De verdad que nadie se preocupa por la gestación de un bebé en un contexto de violencia extrema?


Quizás, una punta, para entender la falta de reacción del conjunto de la sociedad está en los nombres de los barrios involucrados: Maccarone, Puerto Viejo y El Morro.




Comentarios