Policiales
Domingo 19 de Noviembre de 2017

Jineteadas y carreras de caballos con fracturados y un equino muerto

En La Picada, en una doma un caballo se desbocó y al saltar el alambrado golpeó al niño y al jinete. En Villaguay, en las hípicas, un equino en plena furia se desplomó y el jockey sufrió lesiones de consideración. Ver video

El fin de semana no es el mejor para el mundo de las jineteadas y carreras de caballos. El sábado dejó de existir un joven domador en Puerto Madryn, en tanto que este domingo hubo personas fracturadas en un doma en La Picada, y un caballo muerto y su jockey lesionado en un carrera.

Caballo desbocado

En esta jornada se desarrolla en La Picada (departamento Paraná), una fiesta de doma, folklore y bailanta organizada por el club 9 de Julio de Seguí. Cerca de las 14, se tomó conocimiento policial que un caballo con su jinete pasó el alambrado del campo de la doma y al caer provocó importantes lesiones al jinete daniel Rodríguez de 38 años.

El tema es que el caballo desbocado, también embistió en la acción a un espectador, un niño de 11 años oriundo de Villa María, provincia de Córdoba.

Se hizo saber a UNO que el domador fue derivado al hospital San Martín de Paraná, en tanto que el niño al San Roque. Desde los nosocomios se informó que el hombre de 38 años padeció golpes importantes en varias partes del cuerpo y la fractura de la clavícula izquierda y desviación cervical por lo que quedó internado en observación.

En tanto, el niño de 11 años, sufrió la fractura de hombro y codo izquierdo.

Pese al incidente, la actividad se siguió desarrollando con normalidad con la asistencia de unas 500 personas.

Muerte a pura furia

El otro hecho, ocurrió este mediodía en el hipódromo de la ciudad de Villaguay, donde en la segunda carrera se produjo la muerte de un caballo y golpes importantes del jockey.

Desde la Policía se informó a UNO que el incidente ocurrió en la segunda largada. A los pocos metros de las gateras y en plena furia de los caballos de competición, hubo uno que rodó y su jockey, literalmente voló y cayó violentamente en la pista de carreras.

En la crónica, se hizo saber que al llegar el médico veterinario constató la muerte instantánea del caballo. Además, se dispuso el traslado del jockey al hospital local, donde se constataron golpes de consideración que obligaron a su internación.

Aplastado por el jinete

Un joven identificado como Alejandro David Leiva Vera, de 17 años, murió este sábado cuando estaba por jinetear en el marco de la Fiesta del Cordero en Puerto Madryn. Fue cuando se aprestaba a mostrar sus destrezas cuando el caballo se inclinó hacia atrás y cayó pesadamente, aplastando al joven contra el piso. El jinete fue rápidamente asistido en el lugar del accidente por una ambulancia. Al llegar al hospital "Andrés Ísola" se comprobó que había fallecido debido a las graves heridas que le causó el aplastamiento por parte del caballo.

La tragedia ocurrió en el campo de jineteada en Puerto Madryn. Minutos después de que comenzaran a participar los jinetes, un joven de 17 años cayó y producto de un golpe que le dio el equino, murió minutos después cuando era atendido en el hospital.

El triste hecho sucedió a las 14.45 en el marco de las actividades que allí se efectuaban por la Fiesta del Cordero. El inicio de la actividad de destrezas ecuestres se había retrasado algunos minutos. Cerca de las 14.30, los caballos sometidos a ese deporte criollo ya habían salido al campo de jineteada, emplazado en la cancha auxiliar "Walter Casado", que se halla en el predio del club Social y Deportivo Madryn.

Había pasado un puñado de jinetes que tras apostarse junto a los palenques, aguardaban a que la categoría de jóvenes gauchos iniciaran con la doma.


Embed



La caída



Fue allí cuando la víctima inició al compás de la campana, se desprendió del poste que sostenía al tordillo de grupa surera. Tres segundos después, el joven fallecido cayó hacia atrás. Al mismo tiempo, el caballo perdió el equilibrio, recayó sobre el lateral de la víctima y cuando se incorporó, con pata derecha, impactó de lleno en la cabeza del desafortunado jinete.

De inmediato, los apadrinadores, que cumplen la función de asistir al jinete, se fueron encima del herido, lo movieron y aguardaron a que los paramédicos intervinieran. La llegada de los sanitaristas ocurrió en cuestión de segundos, al tiempo que una ambulancia se aproximaba para su traslado.

El deceso del muchacho se produjo cuando era asistido por personal de la Guardia de Urgencias del mencionado hospital. Se lo pudo ver ayer cerca de las 17 al intendente, Ricardo Sastre, al tiempo de ingresar a la sala donde estaban los allegados de la víctima fatal.


Comentarios