Mafias y delitos
Lunes 13 de Mayo de 2019

Iniciaron proceso de identificación de ciudadanos colombianos y de la comunidad gitana

Por los hechos de inseguridad en el país y la provincia, donde hay personas vinculadas con el país cafetero y comunidades gitanas, se busca realizar un monitoreo y saber si cuentan con reclamos judiciales.

Por disposición del Ministerio de Seguridad de la Nación las fuerzas de seguridad iniciaron un proceso de monitoreo de extranjeros, y en especial se puso la lupa en ciudadanos colombianos y de la cpomunidad gitana. La medida se adoptó a causa que una porción de los delitos graves se comenten fueron ejecutados por personas vinculadas con las comunidades mencionadas.

El último hecho violento en que se vieron involucrados integrantes de una comunidad gitana, es el vinculado con el homicidio del diputado nacional por La Rioja, Héctor Olivares, y de su asesor Miguel Yadón. También en Paraná y Entre Ríos, se denunciaron en los denominados cuentos del tío y estafas telefónicas, donde en su gran mayoría, los autores fueron personas de la comunidad gitana.

Inmigrantes
Según los datos publicados por la ONU a fines de 2017, en la Argentina hay unos 2.164.524 de inmigrantes, lo que supone un 4,91% de la población argentina. La inmigración femenina es superior a la masculina, con 1.168.208 mujeres, lo que supone el 53.97% del total de inmigrantes, frente a los 996.316 de inmigrantes varones, que son el 46.02%.

Si miramos el ranking de inmigración vemos que es el 85º país del mundo por porcentaje de inmigración.

Los principales países de procedencia de la inmigración en Argentina son Paraguay, el 33,25%,Bolivia, el 20,52% y Chile, el 10,44%.

En los últimos años, el número de inmigrantes que viven en Argentina, ha aumentado en 90.000 personas, un 5%.

A estos datos hay que sumarle que en los últimos meses llegó un alto número de extranjeros provenientes de Venezuela que escaparon de la crisis que se vive en ese país.


Mafias y delitos


Desde las fuerzas de seguridad federal y provincial tienen detectadas organizaciones delictivas que atacan en distintas zonas. En especial en el conourbano de Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y en Entre Ríos.


Desde lo acontecido con atentados con asesinados de personas en Capital Federal y Buenos Aires, en su mayoría ligadas con el mundo narco, ciudadanos colombianos quedaron vinculadas con los hechos de violencia.


Del entrecruzamiento de información de las fuerzas de seguridad, se pudieron tomar puntos en común las amenazas, estafas y ajustes de cuentas de las participación directa de colombianos y de comunidades gitanas.


Monitoreo provincial


Desde la Dirección de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos, se confirmó a UNO que se inició en los primeros meses del 2019 una serie de trabajos operativos con todas las departamentales a fin de identificar, en lo posible, a la totalidad de las personas extranjeras que están residiendo en la provincia.


"Todo el mundo sabe que en los últimos meses hemos tenido una gran cantidad de cuentos del tío y estafas telefónicas en las cuáles se encuentran vinculadas personas de comunidades gitanas. También tuvimos un alerta sobre los denominados créditos gota a gota que son ejecutados por personas colombianas que entregan sumas de dinero y los tratan de cobrar por día o semana, y al no cumplirse, aparecen problemas de violencia y delitos muy graves", refirió a UNO el director de Investigaciones Favio Jurajuría.


El comisario general recalcó que toda esa información individual de las personas con los datos filiatorios, el DNI y otro tipo de documentación exigida para ingresar al país es concentrado en una base de datos. "Las personas que son identificadas, son monitoreadas con posterioridad en el sistema nacional de identificación en las cuáles se detectan si cuentan con reclamos judiciales en el país o en otras naciones", resaltó.


En cuanto al trabajo de la Policía, se rubricó un acuerdo con la Dirección de Migraciones de la Nación por el cual se capacitó a los uniformados para emprender la tarea operativa con el fin de erradicar el trabajo esclavo, la trata de personas y detectar indocumentados.


De allí es que hubo controles en propiedades y emprendimientos ligados con la venta de muebles y otros rubros donde se detectaron personas indocumentadas y en condiciones laborales no muy claras.


Del primer informe vinculado con ciudadanos colombianos asentados en Entre Ríos, se supo:


La Paz: 33 personas oriundas de Colombia

Federación: 37

Gualeguaychú: 4

Gualeguay: 7

Nogoyá: 19

Rosario del Tala: 13

Feliciano: 15

Villaguay: 14

Paraná: 53

Concordia: 37

Colón: 8

Victoria: 10

Federal: 14

San Salvador: 13

Diamante: 10

Total: 287 ciudadanos correctamente identificados


Gitanos

Por otra parte, comenzó a mediados de abril el segundo trabajo conjunto de varias direcciones de la Policía de Entre Ríos, y es el vinculado para identificar correctamente a los integrantes de las comunidades gitanas.
En este aspecto, se indicó que se busca establecer la posibilidad de situaciones al margen de la ley con menores que puedan llegar a ser ofrecidas a cambio de dinero. Pero además, por tener algunas comunidades costumbres nómades, es normal encontrar en campamentos de Entre Ríos a gitanos de otras provincias.
Se aclaró desde la Policía que estos procedimientos no tienen intenciones de afectar a nadie en particular, por el contrario se busca con la tarea preventiva neutralizar posibles situaciones violentas o de inseguridad.
Desde la Dirección de Operaciones se avanzó con el monitoreo que lleva además el control vehicular de los rodados existentes en los campamentos, la correcta identificación de las personas y verificar la procedencia de los gitanos provenientes de otras provincias.

Finalmente se supo que del monitoreo en Entre Ríos, se puso atención en ciudadanos mexicanos instalados en la costa del Paraná y en campos aledaños a la costa del río Uruguay.

Se dejó un apartado para apuntalar la estadística y el trabajo de identificación de personas, la llegada de venezolanos, sobre los cuales hasta la fecha no existen denuncias que los vinculen con hechos de inseguridad. En este caso especial, se contempla la situación acuciante que los llevó a escapar de Venezuela en busca de trabajo y tranquilidad.

Comentarios