Femicidio
Sábado 28 de Octubre de 2017

Inés vivía amenazada por su ex: ayer llegó a su casa, la asesinó de dos disparos y creen que se mató

La mujer de 54 años murió atacada a balazos por Jorge Díaz, de 53, en su casa de Concordia. La restricción y el botón antipánico dispuestos ante las denuncias fueron insuficientes. El agresor se fugó y sospechan que se arrojó al río

Inés Amalia Dri es una de las mujeres que cada 18 horas son asesinadas en Argentina. Ayer a la mañana estaba en su casa en la ciudad de Concordia cuando llegó su exmarido, Jorge Horacio Díaz, y la mató de dos disparos. El femicida se dio a la fuga y sospechan que se arrojó al río Uruguay. Anoche la Policía continuaba con los rastrillajes en la costa con los perros rastreadores.



Las reiteradas denuncias por amenazas de la víctima contra el agresor derivaron en la implementación del protocolo que se evidencia insuficiente. Inés tenía el botón antipánico, una aplicación instalada en su celular conectada con la Policía. Cuando Díaz irrumpió en la vivienda de calle Augusto Niez 885, no alcanzó a accionarlo antes de ser atacada.

El problema no fue su reacción o la demora en accionar el sistema de pedido de auxilio, sino que el mismo no sirve para tales circunstancias. Como se ha advertido en numerosas oportunidades, debería ser el violento quien tenga que estar controlado con un dispositivo que advierta a la Policía su acercamiento a la mujer, en vez de ser la víctima quien deba estar todo el tiempo en alerta por peligrar su vida. Hace años que tanto el Poder Ejecutivo como el Superior Tribunal de Justicia vienen anunciando la implementación de la pulsera electrónica para estos casos, pero fueron solo anuncios.

Según datos recabados por UNO y LT 15, A las 10 de ayer, Inés, de 54 años, estaba en su vivienda junto a una amiga realizando tareas de costura. Su exmarido, de 53, se levantó con la decisión en la cabeza. Fue a la casa de Felipe, un vecino remisero, en el barrio Villa Adela, y le pidió que lo llevara a la esquina de calles San Lorenzo y Chajarí, pero se bajó una cuadra antes, en Augusto Niez y Chajarí. Según el relato del remisero, le pidió que lo esperara allí. Pasaron unos minutos y regresó, y le indicó que lo trasladara hasta la playa Nebel porque su esposa estaba pescando en esa zona. Cuando se bajó de la Peugeot Partner gris Díaz le dijo al chofer que a la tarde le pagaría.

La amiga de Inés, de 62 años, es la testigo presencial del femicidio. Contó que Díaz irrumpió en la vivienda, sacó un revólver y mató a Inés antes de que agarrara su celular. Efectuó dos disparos: uno impactó en la pierna de la mujer y otro en la cabeza. La mujer salió corriendo a los gritos, vecinos llamaron a la Policía y cuando llegaron a la vivienda la víctima aún agonizaba. La trasladaron al hospital Masvernat, pero a los pocos minutos falleció.

La Policía de Concordia, bajo las directivas del fiscal Jorge Suñer, comenzó la frenética búsqueda del asesino y del vehículo en el que lo vieron movilizarse. La Partner fue hallada ayer por la tarde en Villa Adela, fue secuestrada y el remisero fue trasladado a Fiscalía y le hicieron el dermotest. Dentro del vehículo se hallaron un gorro y un par de anteojos recetados con marco negro que serían de Díaz.

Los investigadores dieron con dos hombres que estaban en la costa, en la zona de la playa Nebel, quienes relataron que vieron a un hombre corriendo en la zona, luego escucharon un disparo y no observaron más nada.

Efectivos de la División Investigaciones rastrillaron la costa con la ayuda de los perros entrenados para la búsqueda de personas, y estos perdieron el rastro en la zona del agua. Por esto no se descarta que Díaz se halla arrojado en el río. Hasta anoche continuaba la búsqueda por tierra y Prefectura Naval Argentina por agua.

Este es el cuarto femicidio registrado en el año en Entre Ríos: María Morales (Gualeguay), Micaela García (Gualeguay) y Susana Villaverde (Gualeguaychú) fueron las anteriores víctimas de la violencia machista, que aún parece no conmover a las autoridades que deben tomar las medidas de fondo para prevenir más muertes.

Nuevo proyecto
En setiembre ingresó un nuevo proyecto de emergencia en violencia de género en la Legislatura provincial. Los anteriores perdieron estado parlamentario porque nunca sancionaron la ley. Los reclamos de Ni Una Menos plasmados en la iniciativa esperan ser tratados.

Comentarios