Imputado
Sábado 17 de Marzo de 2018

Imputaron a un preso por las amenazas por Facebook a la jueza de Ejecución

La Fiscalía acusó a Cristian Hereñú por las intimidaciones contra Cecilia Bértora desde la cuenta de la red social de su hija y un desconocido

La investigación por las amenazas de muerte recibidas por la jueza de Ejecución de Penas de Paraná, Cecilia Bértora, contra ella y su familia, reunió algunos elementos de prueba que llevaron a la fiscal Evangelina Santana a imputar a un hombre condenado, actualmente alojado en la Unidad Penal N° 1 de Paraná: Cristian Darío Hereñú, quien es defendido por el abogado Horacio Barreto. Los mensajes fueron enviados a través de Facebook desde dos cuentas, una de las cuales es de la hija del acusado.
La imputación formal se llevó adelante ayer en la Fiscalía, por el siguiente hecho: "En fecha 29 de enero de 2018 aproximadamente a las 15.50 horas, envió desde la cuenta de Facebook perteneciente a su hija, un mensaje a la cuenta de Facebook de Cecilia Bértora, mediante el cual le manifestaba: 'Hola mirá vos, estás haciendo abuso de autoridad, yo te la hago corta o te ponés las pilas. Ya se donde vivís (...) Pensá bien lo que hacés. Y no te hagas la intocable porque te llegamos en seguida. Ya va a correr mucha sangre así que ya estás advertida, voy a estar al tanto de lo que hacés. (...) Estás avisada, no jodo. Cuando menos te des cuenta me tenés detrás tuyo'".
"Y seguidamente –continúa el relato del hecho– en el horario 16.05 utilizando el usuario Guillermo Maidana, diciendo 'Sé que salías al parque a caminar. Vas a sufrir como sufre la gente que condenás injustamente. (...) Estudiá y pensá lo que vas a hacer, si no tu sonrisa hasta acá llegó. Voy a estar al tanto de lo que hacés (...)'".
El delito imputado por la fiscal a Hereñú es Coacciones. El legajo cuenta con distintas pericias realizadas por el Gabinete de Informática Forense del Ministerio Público Fiscal, el propio testimonio de la denunciante Bértora, así como los elementos secuestrados por personal de la División Homicidios en el allanamiento a la casa del sospechoso en Bajada Grande el 1° de febrero, tales como computadoras y celulares.
Hereñú optó por declarar y defenderse. Afirmó que desconocía tales mensajes, que él no tiene por qué amenazar a la jueza porque le faltan seis meses para salir en libertad condicional y cree que es obra de alguien que "le hizo una cama" por diferencias que mantiene con otras personas. Específicamente sospecha que puede tratarse de un hackeo de la cuenta de Facebook de su hija para perjudicarlo.
Hereñú tiene una condena dictada por la Justicia de Santa Fe en agosto de 2015, a tres años de prisión condicional por Homicidio culposo, por un accidente de tránsito fatal. En 2016 la Policía de Paraná allanó dos veces su casa y encontró, en cada una, un revólver con municiones. Por esto, en diciembre de 2017 lo condenaron en un juicio abreviado por Tenencia ilegítima de arma de fuego, a una pena de dos años de prisión efectiva, comprensiva de la sentencia del accidente.
Lo extraño es que aparentemente Bértora no habría tomado ninguna medida que perjudicara a Hereñú. Además, como la misma magistrada había dicho públicamente luego de ser amenazada, su función en la Justicia no es condenar a nadie, sino tomar las medidas que correspondan durante el cumplimiento de la pena de un interno. Sin embargo, el amenazador le cuestiona perjudicar con condenas.
La Fiscalía espera todavía otras pericias solicitadas en tanto que la defensa afirmó que también va a presentar pruebas y colaborar con la investigación para aclarar la situación de Hereñú.
No es la primera vez que la jueza Bértora vive una situación delicada. En 2014 se abrió una investigación ante la denuncia de un plan para atentar contra su vida por parte de internos de la cárcel de Paraná. La sospecha se originó con el testimonio en una causa por intento de homicidio de un preso. Finalmente, no se pudo establecer fehacientemente si el plan existió o si fue un rumor que un convicto hizo correr para beneficiarse en alguna causa.


Hasta Mizawak recibió llamados extorsivos ayer a la madrugada

Durante la madrugada de ayer se denunciaron 10 llamadas telefónicas extorsivas de intentos de secuestros virtuales, y uno de ellos tuvo como blanco a la vocal del Superior Tribunal de Justicia, Claudia Mizawak. La Policía informó que sospechan de un integrante de la fuerza que podría estar detrás de estas maniobras delictivas.
Los investigadores estiman que algunas de las llamadas "podrían ser al voleo" pero en otras, por los datos con que contaban, se nota un trabajo de inteligencia previa.
Personal de la Dirección de Investigaciones y de la División Delitos Económicos realizó a media mañana varios allanamientos por secuestros extorsivos, cuentos del tío y hechos similares ejecutados en Paraná, Rosario del Tala y Nogoyá.
En los procedimientos efectuados en la zona aledaña al barrio Consejo de Paraná, demoraron a cuatro personas, incautaron 50.000 pesos y otros elementos vinculados con las causas.
De la decena de denuncias asentadas, una de las víctimas fue la expresidenta del STJ.
El jefe de la Policía de Paraná, Marcos Antoniow, dijo a UNO: "Los delincuentes actúan obteniendo datos, y la vocal conociendo el tema y por su experiencia profesional, fue llevando la conversación mientras su esposo corroboró que los hijos se encontraban bien".
"La jueza logró evitar esa situación de pánico en la que entra el resto de la población, que no tiene el conocimiento del modus operandi de estas personas", destacó.

Comentarios