Policiales
Viernes 21 de Septiembre de 2018

Imputaron al hombre que conducía pese a una restricción judicial

Además de la pena de cárcel le habían impuesto una restricción para conducir vehículos. Al recuperar la libertad volvió a conducir. Alguien llamó a la Policía y fue nuevamente detenido.

Félix Alberto Rey acordó en un juicio abreviado cumplir cuatro años de prisión por una tragedia vial ocurrida en febrero de 2013 en la que murieron dos mujeres en Paraná. Luego de más de un año y medio de lucha de las familias de Daiana Pascal y Graciela Zandomeni, se había llegado a esa sentencia. Pero pasa el tiempo y el caso sigue generando pleitos en la Justicia.
Al hombre, además de la pena de cárcel le impusieron una restricción para conducir vehículos. Ya recuperó la libertad y hace una semana lo vieron en la calle al mando de un auto, alguien llamó a la Policía y fue nuevamente detenido.

Embed

Ayer el fiscal de la Unidad de Respuestas Rápidas, Martín Wasinger, lo citó y lo imputó por la desobediencia judicial. Rey no declaró, pero su abogado defensor, Guillermo Retamar, estima que los plazos de la pena ya están cumplidos, tanto el de prisión efectiva como el de inhabilitación para conducir.
De todos modos, esto será planteado en una audiencia ante la jueza de Garantías Marina Barbagelata dentro de un mes.


El hecho
El 23 de febrero de 2013 a las 5 se produjo el impacto entre los dos vehículos. Rey conducía un Peugeot 505 por avenida De las Américas de sur a norte (ingresando a la ciudad). Adelante suyo iba el Fiat Uno donde viajaban Daiana, de 17 años, y Graciela, de 61, conducido por Miguel Ángel Ponce y acompañado también por Julio Castro, en el mismo sentido de circulación. Regresaban de una fiesta, pero la imprudencia al volante del conductor del Peugeot les quitó la vida antes de llegar a sus casas.
Fue uno de los casos testigo en los últimos años de imposición de pena de prisión efectiva para los crímenes viales.

Comentarios