Secciones
Droga

Imputan a un hombre por consumir marihuana en la casa donde vive con niños

Había sido sobreseído por tenencia de droga para consumo personal, pero la Fiscalía apeló y la Cámara Federal de Paraná ordenó que se avance en la causa.

Miércoles 08 de Enero de 2020

Más de dos años después del allanamiento en su casa, donde le encontraron marihuana que tenía para consumir, un hombre vuelve a estar en medio de un proceso en la Justicia Federal. Había sido sobreseído por el criterio de la Corte Suprema de no reprimir el consumo personal de drogas, pero ahora la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, por pedido de la Fiscalía, revocó aquella medida al considerar que, como convivía con niños en la misma casa donde se halló la sustancia, se puso en peligro la salud de terceros. La resolución dictada a fines de diciembre evidencia que existe una política del Estado en su conjunto muy contradictoria, ya que existen mensajes opuestos sobre la misma conducta desde diferentes estamentos, e incluso desde el interior del Poder Judicial.

La causa comenzó cuando, el 30 de octubre de 2017, personal de la Policía de Entre Ríos allanó la vivienda de A.E.C., en calle 25 de Junio de Paraná, y encontró 100 gramos de marihuana. Una parte estaba compactada en un envoltorio, en el patio trasero de la residencia; y en otra bolsita en la cocina comedor. También había numerosos recortes de nailon, y una licuadora con restos de la misma sustancia.

El 2 de marzo de 2018 lo indagaron en el Juzgado Federal de Paraná por el delito de tenencia de estupefacientes para consumo personal. Afirmó que tiene la droga para su consumo ya que es adicto desde los 14 años, lo cual fue confirmado por la pericia psicofísica. El 1° de octubre de 2019 el juez Leandro Ríos resolvió sobreseerlo. El Ministerio Público Fiscal apeló esta medida.

El fiscal general Ricardo Álvarez y luego el subrogante en la audiencia de apelación, Carlos García Escalada, sostuvieron que la conducta atribuida al imputado tendría riesgo de trascendencia a terceros, en razón de que en la vivienda allanada donde se secuestró el estupefaciente habitarían tres menores (sus nietos de 12 y 5 años, y su hija de 9 años), por lo que pidieron que se revoque el sobreseimiento.

El abogado defensor, Juan Pablo Temón, cuestionó la intención de la acusación pública, ya que A.E.C. actuó en el ámbito privado, no perjudicó a terceros, no dañó la salud de los menores, no cometió ningún acto lesivo y que al momento del allanamiento se encontraba solo. Además, sostuvo que el informe ambiental fue realizado cuatro meses después al hecho, y no puntualizó si al momento del allanamiento los niños habitaban o no con el acusado.

Por otra parte, remarcó que la marihuana estaba dispuesta de modo tal que los menores no tenían chances concretas para manipularla.

Los camaristas Beatriz Aranguren y Mateo Busaniche coincidieron con la Fiscalía. Refirieron en la resolución que la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el famoso “fallo Arriola”, declarar la inconstitucionalidad del artículo de la ley de drogas que penaliza el uso personal para los casos en que ese consumo individual se realice en condiciones tales que no traigan aparejado un peligro concreto o un daño a derechos o bienes de terceros.

En este sentido, la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná sostuvo que “debe atenderse al contexto y ámbito en el que se halló el estupefaciente del imputado”.

“Adquiere significativa relevancia el contexto y ámbito en el que se detentaba el tóxico (marihuana), esto es en una vivienda en la que habitaba el imputado junto a su hija y yerno, y tres menores”, destacaron. Por esto, los jueces afirmaron que en este caso la salud pública “se ha puesto en riesgo, por encontrarse comprometido, en este particular caso, el peligro de trascendencia a terceros”.

Por lo tanto, hicieron lugar al pedido de la Fiscalía y revocaron la absolución “debiendo continuar los autos según su estado de conformidad a los considerandos precedentes”. El defensor adelantó que va a presentar el recurso de Casación.

El fallo de los camaristas llama la atención, ya que por estos días se volvió a instalar la intención del Poder Ejecutivo de la Nación de despenalizar e incluso legalizar la tenencia de drogas (en principio marihuana) para consumo personal.

Pero sobre todo, en momentos donde hay madres que defienden el cultivo de cannabis para uso terapéutico de sus hijos, como el caso de Mamá Cultiva. Es decir, a quienes públicamente dicen que le suministran marihuana a niños, el Estado decide no perseguirlas, mientras que cuando llega a la Justicia un caso como el de A.E.C., no solo se resuelve avanzar con una imputación penal, sino que la Fiscalía apela un sobreseimiento y la Cámara lo concede.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario