Policiales
Miércoles 09 de Mayo de 2018

Ilarraz declaró ante el tribunal para decir que todo es una mentira organizada por las víctimas

El cura acusado de abusos sexuales, amplió la declaración indagatoria para mantener su hipótesis que las víctimas se pusieron de acuerdo para perjudicarlo. Negó que le haya admitido a Karlic haber confesado ser autor de las violaciones.

En la tarde de este miércoles finalizaron las testimoniales en el juicio por abusos sexuales y corrupción de menores que se le lleva al cura Justo Ilarraz. El procesado dio su testimonio desincriminatorio. Este jueves a las 10 comenzarán los alegatos donde la fiscalía y las querellas van a reclamar 25 años de prisión efectiva.

Luego de finalizar los últimos testimonios, Ilarraz solicitó ampliar su declaración indagatoria, incluso indicó que iba a aceptar responder preguntas. Por ello es que su testimonio duró casi una hora y media.

A grandes rasgos repitió en gran parte su declaración como imputado en el arranque de la causa judicial.

Leer más: Causa Ilarraz: Hoy la atención estará puesta en los que declaren los psicólogos y psiquiatras que atendieron a las víctimas

Según contó a UNO el querellante Santiago Halle: "Illarraz dijo que la denuncia parte de un plan sistemático para dañar su imagen y su buen nombre".

"Según él, toda esa mentira organizada surgió por enconos personales que terminaron con la confabulación de una trama para perjudicarlo", reseñó el querellante, quién aclaró que su descargo fue eso: "El avanzó con su legítimo derecho de declarar y decir lo que mejor cree conveniente. En definitiva es tan grande la carga de pruebas que confirman que las víctimas sufrieron los abusos, que su testimonio no cambia en nada a la causa".

En su relato, Ilarraz negó todos los hechos y también indicó que no era cierto que Estanislao Karlic lo haya sancionado por haber reconocido los abusos. "El dio una serie de versiones muy pocos creíbles, y de hechos que no están comprobados. El dijo que Karlic no entendió lo que él le admitió, y que no eran los abusos".

"Más adelante intentó demostrar posibles contradicciones de las víctimas, que por supuesto no ocurrieron", resaltó el querellante para remarcar: "su testimonio fue confuso, lleno de imprecisiones, al tiempo que evadió varias respuestas".

En esa línea el fiscal Juan Ramírez Montrull informó a los medios de prensa: "Ilarraz declaró muy parecido a lo que dijo en instrucción. Demoró tanto porque se detuvo en cada una de sus víctimas, diciendo por qué entendía que mentían. Buscó contradicciones en los relatos de las víctimas. Dijo que todo fue un plan orquestado por una de las víctimas (Rausch) que fue convenciendo a todo mundo: psicólogos, obispos y sacerdotes".

Alegatos

Este jueves desde las 10, se iniciará la etapa de los alegatos, donde los primeros en tomar la palabra para reclamar la pena de 25 años de prisión efectiva, serán los fiscales Juan Ramírez Montrull y Alvaro Piérola, para luego seguir los querellantes Marcos Rodríguez Allende y Santiago Halle.

En este marco, también se acordó que habrá un pedido al tribunal de peticionar la prisión preventiva, en caso que se dicte la sentencia condenatoria.

Con posterioridad será el turno del defensor Jorge Muñoz, quién ya adelantó que solicitará la absolución del cura.

Luego de esto, los jueces Alicia Vivian, Carolina Castagno y Gustavo Pimentel tendrán un plazo de cinco días hábiles para dictar el veredicto.


Al momento de salir de tribunales, después de su extensa ampliación indagatoria, tanto Ilarraz como su abogado Jorge Muñoz volvieron a optar por no dialogar con la prensa. Salieron juntos, rápido, acompañados por los policías hasta el cordón de la calle Córdoba, donde lo esperaba el auto del hermano del cura.

Comentarios