Secciones
Accidente fatal

Huaco, el pueblo que llora la tragedia provocada por un entrerriano alcoholizado

El 24 de enero de 2015, un empleado de una empresa constructora, que manejaba borracho, chocó y mató a tres ciclistas en la ruta 150.

Sábado 25 de Enero de 2020

Desde hace cinco años, cada 24 de enero, la familia Olivares llora a Sergio, Jorge y Aníbal tres ciclistas que salieron a la ruta 150 a entrenar y terminaron muertos por un conductor entrerriano que conducía alcoholizado. El siniestro vial conmovió a todo San Juan, una provincia que vive muy de cerca el ciclismo, ya que en esas tierras se disputa una de las carreras más importante de ciclismo de Latinoamérica.

La justicia tardó como suele ser habitual, pero hace poco tiempo dictó sentencia. La pena fue de tres años de prisión condicional y nueve años de inhabilitación para manejar para el cerritense Sergio Reinaldo Piedra, un empleado de la empresa constructora vial Chediak, que al momento del choque tenía 47 años. El chofer fue hallado culpable del delito de Homicidio Culposo y si bien los dosajes de sangre determinaron que iba conduciendo con 1.53 de alcohol en sangre, un número que superaba ampliamente los 0.5 que era lo máximo permitido, la pena fue condicional. “Nos hizo una daño terrible. Tenía que ir preso por el irreparable daño que nos causó”, dice Walter Olivares en diálogo telefónico con UNO.

Al momento del siniestro Jorge Joaquín tenía 30 años y su hermano Sergio 43. Jorge Aníbal su primo era el más joven con 28. Entre los tres dejaron 10 chicos huérfanos, tres viudas y un tendal de hermanos que hasta el día de hoy están destruidos.

Huaco es una localidad ubicada en el Departamento Jáchal, en el centro norte de la Provincia de San Juan, a 190 kilómetros de la ciudad capital. El pueblo de unos 1.000 habitantes según el último censo de 2010 se encuentra enclavado en la intersección de las rutas 40 y 150, ubicación que la convertiría en una localidad con futuro pujante una vez que el Paso de Agua Negra que une Argentina y Chile este concluido.

Los Olivares esperan que el caso se cierre, ya que las heridas en el alma tardarán en sanar. Aún resta la resolución de la causa en el fuero civil.

Huaco es conocida popularmente por ser inspiración en muchas de las obras del cantautor Eusebio Jesús Dojorti, quien fue el personaje más relevante nacido en la localidad. “Es un pueblo donde la mayoría de las casas son de adobe y nos conocemos todos. Donde la tranquilidad todavía existe. Donde un 24 de enero 2015 se nos a cambio la vida por completo a todos”, asegura Walter quien describe la situación que atraviesa sus cuñadas y sobrinos como crítica en materia económica.

La justicia que no llegó

Después de mucho peregrinar la familia Olivares halló algo de tranquilidad cuando la juez de Jáchal Silvia Beatriz Rodríguez dispuso que se haga el juicio que terminó con una pena condicional. “Las periciales arrojaron que Sergio Piedra no tenía en lo absoluto dominio del vehículo cuando se produjo el impacto, a razón de que antes había estado bebiendo y a sabiendas de que tenía que ir a buscar a unos empleados de la empresa. Y está comprobado que tenía 1.53 de alcohol”, dijo Marcelo Lépez el abogado de la familia a Diario La Provincia SJ.

“Intentamos cambiar la carátula por Homicidio culposo con dolo eventual (son lesiones causadas intencionalmente por cualquier persona) para que sea mayor la pena y no excarcelable, pero nos lo fue rechazado”, aseguró Lépez. El único consuelo que le quedó a la familia es que por lo menos Piedra estuvo ocho meses detenidos hasta que logró la excarcelación y evito la cárcel. La familia espera que por lo menos en Cerrito controlen que no maneje. “Mis padres están destruidos. Mi papá se ha enfermado y por ahí mi mamá se hace la más fuerte pero sé que por dentro sufre un montón. Cada vez que se los menciona, ellos se ponen mal. Esto nos causa un dolor interminable, duele en el corazón de todos”, declaró Luis Olivares.

La trágica tarde de verano

Sergio, Jorge y Aníbal salieron de sus casas en bicicleta. Llevaban todo lo que se exige a un deportista para salir a la ruta. Eran las 19 del sábado 24 de enero de 2015. Los tres circulaban por la 150 hacia el sur, y a unos tres kilómetros del puente de Alto Huaco, apareció en escena Sergio Piedra. Ellos no lo vieron. Solo habrán sentido el impacto que fue tan fuerte que los tres fallecieron en el acto, según la autopsia. La camioneta hizo un trompo y quedó en el lugar. El cerritense fue trasladado al hospital local y después pasó unos ocho meses detenido hasta que logró la excarcelación.

Antecedente

El sábado 22 de noviembre de 2014 el Diario de Cuyo publicó una noticia sobre el desbarrancamiento de una camioneta Toyota Hilux de una empresa constructora en la Cuesta de Huaco, en Jáchal.

El accidente se produjo a las 21.40. Ese día en una 4x4 de la empresa ‘Chediak’ conducida por el entrerriano Sergio Piedras casi mueren los sanjuaninos Miguel Ángel Espejo, Roberto Cortez y Francisco Romero.

La versión policial señala que todos circulaban al Oeste (de Huaco a San José de Jáchal) y en una zona muy sinuosa del camino, la camioneta se fue hacia la derecha y cayó unos 100 m por el barranco hasta chocar contra una gran roca, situada a metros del río Huaco. Otros automovilistas se detuvieron a asistir a los heridos y tras unos minutos varias ambulancias se acercaron al lugar del accidente, ubicado a 30 kilómetros de la ciudad de Jáchal. En la Fuerza dijeron que el único que quedó hospitalizado fue Cortez, debido a un fuerte golpe en la zona abdominal. En la comisaría investigaban si el peligroso accidente se produjo por una falla humana o por un problema mecánico del vehículo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario