Paraná
Miércoles 24 de Enero de 2018

Gritos, insultos y denuncia de discriminación en la peatonal de Paraná

Una vendedora ambulante fue "corrida" de la vereda de un local céntrico por "espantar la clientela".

Comerciantes de la peatonal de Paraná salieron defensa de una vendedora ambulante que, aseguran, fue víctima de discriminación al ser "corrida", sin justificación, de la vereda de un local ubicado en San Martín y Bavio.


Según supo UNO en el lugar del hecho, la mujer se dedica a la venta de bolsas de consorcio y, junto a su pequeño hijo -quizás buscando algo de sombra ya que este mediodía la temperatura en la capital entrerriana fue agobiante- se sentó a pocos metros de la vidriera de una mercería; esta situación habría alertado al dueño del local quien, minutos después, salió a la vereda a pedirle que se retirara argumentando que la presencia de la mujer y el niño perjudican sus ventas.


Comerciantes y algunos transeúntes no tardaron en salir en defensa de la mujer. "Ella está trabajando, no roba, no molesta a nadie. Solo está acá todos los días con sus bolsitas para darle de comer a sus hijos" dijo una vendedora de revistas que presenció toda la situación, y apuntó contra el dueño del local por "discriminarla y humillarla delante de su hijo".

El dueño del local en cuestión, en tanto, no quiso dar su nombre y desmintió la versión de los testigos, argumentando que su intención era "denunciar por explotación infantil" a la vendedora ambulante que, en medio de una crisis de nervios, dijo a UNO que es habitual que, en vacaciones, salga a vender en compañía de sus hijos.

En medio de insultos y acusaciones cruzadas, oficiales de la Policía llegaron al lugar para mediar en la acalorada discusión que, afortunadamente, no pasó a mayores, aunque se le recomendó a la mujer afectada realizar una denuncia formal en el INADI.


Comentarios