Secciones
Monitoreo

Finalmente los Siboldi comenzaron a cumplir la prisión domiciliaria

La cuarta fue la vencida por la que se inició la resolución judicial en la zona sur de Paraná

Viernes 13 de Septiembre de 2019

Finalmente terminó la novela de la prisión preventiva de los hermanos Alexis y Brian Siboldi , que tuvo varias marchas y contramarchas, aclaraciones y críticas.

Esta causa se alargó más de la cuenta, porque varias poblaciones de Paraná Campaña se resistieron a una medida judicial, y porque hubo domicilios donde no se podía realizar el monitoreo de las pulseras electrónicas por falta de servicio de internet.

Leer más: Los Siboldi cumplirán prisión domiciliaria en Paraná

En la tarde de este viernes, se pudo cumplimentar lo ordenado por la jueza de Garantías Marina Barbagelata que dispuso que los imputados del crimen de tres personas, inicien la prisión domiciliaria en una vivienda ubicada en la zona sur de Paraná.

UNO a fin de no perjudicar la investigación, solo se limitará a informar detalles de la causa y reducir al máximo los datos sobre las características y domicilio de la prisión domiciliaria. En esta causa hubo denuncias por amenazas de muerte de allegados a las víctimas que anunciaron por varias vías, hacer justicia por mano propia.

En la tarde se realizó el traslado de los hermanos hacia el domicilio acordado entre la fiscalía, la defensa y la magistrada, por lo que personal del Servicio Penitenciario y de la policía realizaron el operativo para verificar el sistema de seguridad de la vivienda. Los imputados ingresaron con sus correspondientes dispositivos de monitoreo, pero al mismo tiempo la Policía realizará controles periódicos y permanentes en la vivienda.

Los ocupantes de la vivienda fueron alertados que bajo ningún punto de vista podrán salir al exterior de la casa, porque a la mínima violación de la prisión domiciliaria volverán al penal de Paraná donde quedó alojado el padre, Oscar "el negro" Siboldi.

Los Siboldi fueron detenidos por su presunta vinculación con el triple homicidio ocurrido en la madrugada del 25 de agosto en calles Valentín Denis y Procesión Náutica, barrio Bajada Grande de Paraná donde murieron, ultimados por armas de fuego, Luciano Álvarez, de 37, y Miguel Aguirre de 35. Leonardo Álvarez, de 29, murió horas más tarde en el Hospital San Martín de Paraná, como consecuencia de las heridas recibidas.

Un vecino envió a UNO el reporte fotográfico, en el cual se observa el traslado de los hermanos en medio de un importante movimiento policial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario