Caso Susana Villarruel
Martes 21 de Noviembre de 2017

Femicida que intentó desviar las sospechas fue condenado a perpetua

Cuatro meses después del crimen de Susana Villarruel, la Justicia dictó la sentencia solicitada por la Fiscalía y la familia de la víctima

"Señor... dame fuerzas" escribió en Facebook Ramón de la Cruz Ortiz el 11 de julio, un día después de asesinar a su expareja Susana Villarruel en Gualeguaychú. Nadie sabe bien si el pedido era para afrontar el resto de su vida tras las rejas o si la publicación era parte de su estrategia para mostrarse acongojado por la desaparición de la víctima y quedar impune, tal como había hecho con la denuncia en la comisaría la noche anterior y al enviarse un mensaje desde el teléfono de Susana al suyo minutos después de haberla asesinado. Aquel fue el último posteo que realizó el femicida en la red social, ya que al día siguiente lo detuvieron, y los investigadores hallaron pruebas suficientes para lograr la condena que ayer a la mañana se conoció: prisión perpetua por homicidio calificado por el vínculo, alevosía y violencia de género.

LEE MÁS Sobre la condena al femicida de Susana Villarruel

LEE MÁS sobre el Caso Susana Villarruel


Tal como había pedido el fiscal Martín Gil, el tribunal presidido por Mauricio Derudi adelantó en forma sucinta le veredicto en base a las pruebas testimoniales y objetivas presentada en el juicio.

"No teníamos pruebas directas pero sí indirectas con los indicios que aportamos, como el hecho de que Ortiz fue la última persona que estuvo con ella, los horarios, el lugar donde fue encontrada, la tarjeta y el celular que encontramos en su casa", dijo a UNO el fiscal en relación a lo que hizo alusión el juez al informar la resolución.

Por ejemplo, en el domicilio donde estaba viviendo Ortiz hallaron el teléfono y la tarjeta de cobro de la Asignación Universal por Hijo de Susana. A las 7.27 del 10 de julio una vecina del barrio Totó Irigoyen llamó al 101 por el grito que había escuchado, es decir al momento en que la víctima era ultimada a puñaladas en la zona del arroyo El Cura. Y a las 7.46 Ortiz recibe en su celular un mensaje del teléfono de Susana, donde le refería que se iba a demorar en el abogado. Se concluyó que fue el hombre quien se envió el mensaje para despistar a los investigadores. Además, se aportaron las imágenes de la cámara de vigilancia del Banco Galicia que registraron a Ortiz ese mismo día a las 9.27 intentando retirar dinero con la tarjeta de Villarruel.

No se pudo establecer con los testimonios del juicio que hubieran existido previamente hechos de violencia física de Ortiz hacia Susana, aunque sí la violencia económica, hecho que había motivado en parte la separación, ya que el imputado no aportaba dinero al sostén familiar.

El femicida está alojado en la Unidad Penal 9 de Gualeguaychú con prisión preventiva. Tiene 38 años y de quedar firme la sentencia, cuyos fundamentos se conocerán el 28 de noviembre, vivirá en el encierro hasta los 73, aunque a los 70 podría pedir el arresto domiciliario.

El condenado había declarado en la primera jornada y negó ser el autor del femicidio. Dijo que la imputación en su contra era "una locura", relató lo que hizo aquella mañana, dio su versión de lo que hizo con la tarjeta de cobro, lamentó lo que estaban pasando sus hijos (y los de Susana) y remató con: "Mi condena es social". Ayer, mientras escuchaba las sentencia, cruzó los dedos de las manos y negaba con la cabeza. Atrás suyo estaba la hermana de Susana que esperó estos meses, en una investigación que resultó rápida y efectiva, hasta lograr justicia.

Celia Noemí Villarruel publicó ayer en Facebook: "Gracias a Dios hay justicia! Perpetua para Ramón de la Cruz Ortiz, el asesino de Susana Villarruel. Gracias a todos los que nos acompañaron en esta lucha pidiendo justicia".

Ella y las mujeres que estuvieron a su lado desde el momento del femicidio de su hermana, presenciaron las distintas audiencias de un extenso debate. Tras una tensa espera, aguardaron ayer frente a la sede del Poder Judicial de Gualeguaychú, colgaron una bandera con la insignia "Susana Villarruel Presente", y luego entraron al salón. Escucharon que Ortiz era condenado, se abrazaron y lloraron. Salieron a la vereda y en seguida los policías sacaron esposado al femicida. Le gritaron lo que pensaban de él y luego el sentenciado fue trasladado nuevamente a la granja penal.

Queda por delante la instancia de Casación, tras el recurso que presentará la defensa.


Presentaron acuerdo por abuso sexual en el Ferrocarril
Tal como informó UNO en la edición del lunes, ayer en horas de la tarde se realizó una audiencia en los Tribunales de Paraná, donde se presentó el acuerdo de juicio abreviado para cuatro de los seis policías involucrados en la causa por abuso sexual de dos adolescentes en un vagón abandonado en el predio del Ferrocarril de Paraná, donde funciona el destacamento de la Guardia de Seguridad Deportiva.
El mismo pacto había sido rechazado por el juez de Garantías Mauricio Mayer, y tras la apelación ahora será la jueza Paola Firpo la que deberá decidir si homologa o no el acuerdo que fija penas de prisión condicional para los uniformados, uno de lo cuales está imputado de haber falseado actas para beneficiar a un compañero.

Comentarios