Venta de armas
Martes 24 de Abril de 2018

Facebook es la nueva vidriera para la compra de armas en el mercado ilegal

En general, las venden quienes no las necesitan en su casa, pero las buscan aquellos que las utilizan con fines delictivos

Puede mermar, pero nunca desaparecer. El mercado ilegal de armas de fuego ha tenido distintos circuitos. El más escandaloso fue el que se descubrió hace dos años y tenía su centro en el depósito de Tribunales con la sustracción y venta de armas secuestradas. Tras ser desbaratada esta banda, cayeron un 40% los hechos violentos en Paraná, según la Policía. Ahora, con el recrudecimiento del delito en algunos sectores de la capital provincial, paralelamente los investigadores están detrás de distintos puntos de comercialización de armas. Uno de los más utilizados ha sido Facebook, donde han detectado varias ofertas y se lograron secuestrar numerosas armas en los últimos meses.
Según informó a UNO el jefe de la División Robos y Hurtos (Dirección Investigaciones), Carlos Schmunk, en general quienes ofrecen a la venta las armas son aquellos que tienen una o varias en desuso en su casa o de algún familiar y ven allí la posibilidad de hacer un negocio que les genere un ingreso de dinero. Y los mismos encuentran en distintas páginas de compra venta en Facebook, o a través de perfiles propios o creados solamente para tal fin, como un lugar propicio para encontrar un cliente.
A su vez, los que están en la búsqueda para comprar armas en el circuito ilegal, son aquellos que sí las requieren para fines delictivos. Es muy raro que alguien que busque una pistola o un revólver por este medio lo haga para tenerla en su casa por protección, aseveró el funcionario policial.
Si bien esta situación se viene detectando desde hace un par de años, pero como casos aislados, en los últimos meses, mediante el seguimiento a través de la red social por parte de los investigadores, han podido dar con numerosas ofertas y de este modo concretar encuentros donde lograron sacar del mercado negro esas armas. Durante abril, según se indicó, fueron más de cinco las que lograron incautar en distintos puntos de la ciudad.
A veces los precios rondan la cifra que cuesta en una armería, y otras se observa que el dinero que se pide es bastante menor, lo que demuestra cierto desconocimiento del vendedor, quien no está en el terreno de la comercialización de armas.
Un claro ejemplo de esta situación se constató ayer, en Bajada Grande. Los efectivos de Robos y Hurtos constataron en un grupo de compra venta de elementos en Facebook que una persona publicaba a la venta un revólver, que duró solo unos minutos, ya que enseguida fue borrada. Con un análisis más profundo a fines de dar con quien se encontraría detrás de ese perfil, se pudo tomar contacto con esa persona. Le ofrecieron la compra del arma, acordaron el precio (4.500 pesos) y una cita para la transacción en Larramendi y Calle P.
Montaron un operativo cerrojo para detener al sospechoso. En la Cortada C observaron acercarse a cuatro jóvenes, quienes advirtieron la presencia policial unos metros antes, por lo que comenzaron a gritar "¡la cana!". Tres de ellos fueron demorados, pero quien ofrecía el arma a la venta logró escabullirse por un pasillo, pero en el camino arrojó el revólver. Se trataba de un Magnum calibre 44 sin numeración ni marca visible, que fue secuestrado en el lugar por disposición del fiscal Martín Abrahan.
Otro procedimiento similar se dio un par de semanas atrás en inmediaciones del barrio Consejo de Paraná, donde dos jóvenes en una moto lograron huir antes de ser detenidos por los policías, y arrojaron una bolsa en calles Don Bosco y Pringles, con un fusil calibre 308 Remington, de alto poder de fuego.
Si bien no se descartan otras rutas por donde se comercializan las armas ilegalmente, los investigadores profundizan las pesquisas en Facebook, ya que es un ámbito virtual donde los delincuentes buscan proveerse de un elemento fundamental para los robos, balaceras y asesinatos.

Comentarios