Policiales
Miércoles 11 de Abril de 2018

Extraña a su familia: acusado de llevar 200 kilos de droga, pidió prisión domiciliaria

En los alegatos, en el Tribunal Oral Federal de Paraná, el fiscal reclamó cinco años y medio de cárcel para el hombre que se lo detuvo en la autovía, cerca de Chajarí. La camioneta con la marihuana Iba en un camión tipo grúa. La defensa pidió la mínima y el beneficio de no ir al penal.

El fiscal de Cámara José Candioti reclamó este mediodía la pena de cinco años y medio de cárcel para el procesado por el transporte de casi 200 kilos de marihuana. El funcionario no le creyó en nada en su descargo al bonaerense y de allí que reclamó la condena con bastantes agravantes.

Como informó UNO ayer, en el Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Paraná, es juzgado un hombre de 39 años, que el 16 de setiembre de 2016, fue detenido en la autovía 14 cerca de Chajarí con 194 kilos de marihuana.

El tribunal unipersonal a cargo de Roberto López Arango, escuchó la declaración como imputado de Julio Medina Flor, el procesado por el transporte de los casi 200 kilos de marihuana. En su descargo dijo no tener nada que ver con el cargamento.

Leer más: En el juicio quedó comprometido un acusado de transportar casi 200 kilos de droga


Este jueves se avanzó con la etapa de los alegatos, y Candioti no anduvo con vueltas. Entendió que el paraguayo nacionalizado argentino que vive en Avellaneda, provincia de Buenos Aires, no es el típico caso de una "mula", por el contrario era un engranaje importantísimo entre los proveedores de marihuana y los jefes narcos. "El tenía la función de traer ese importante cargamento, no era una mula común, sino contaba con un rol destacable en la organización", espetó el fiscal.

Recordó que la carga de 194 kilos de marihuana, tenía un valor en el mercado de casi 1.200.000 pesos y si se tiene en cuenta el nivel de afectación y perjuicio de la salud pública, la marihuana transportada podría generar 4.000.000 de dosis umbrales para ser comercializada.

Además aportó que "Medina Flor no es una persona común, de escasos recursos, por el contrario, cuenta con un título universitario, tiene su propia movilidad", ante esto es que reclamó la pena de cinco años y medio de prisión efectiva.

Extraña a la familia

Por otra parte, el defensor del acusado, Aníbal Martínez hizo dos planteos, primero el de reclamar la absolución por el beneficio de la duda, y en subsidiaria, en caso que se disponga avanzar con la condena, pidió al presidente del Tribunal, Roberto López Arango, imponer la pena mínima de cuatro años.

Dicho esto, peticionó al camarista, que en caso de confirmarse la condena se le dicte la prisión domiciliaria habida cuenta que Medina Flor cuenta con familia, y por estar privado de la libertad desde setiembre de 2016 no la puede ver con regularidad.

Corrida vista al fiscal, por el particular pedido, se rechazó de plano el beneficio.

Mañana a las 11 se dará a conocer el veredicto, previo a escuchar las últimas palabras del procesado.

Comentarios