Secciones
Policiales

Evitaron la entrega directa de un recién nacido y el intento de adulterar su identidad

Una pareja de Buenos Aires acompañaba a una parturienta en una clínica de Concordia. Se hicieron pericias y se detectó la irregularidad. La madre del niño y el apropiador frustrado fueron imputados penalmente.

Viernes 06 de Julio de 2012

El Ministerio Público de la Defensa y el Ministerio Público Fiscal del Poder Judicial de Entre Ríos, la Justicia de Familia y el Copnaf de Concordia lograron frustrar la entrega directa y la adulteración de la identidad de un niño nacido a mediados de mayo, según informó este martes la oficina de prensa del Superior Tribunal de Justicia. El niño se encuentra actualmente alojado en una residencia.

Las autoridades de una clínica privada de Concordia detectaron una situación atípica en la internación particular de una parturienta de condición humilde que se encontraba acompañada, en las pocas horas de su estadía, por un matrimonio de Buenos Aires, dice el informe.

La clínica –cuya denominación no se dio a conocer– puso en conocimiento de esta situación a las autoridades judiciales, quienes se constituyeron de inmediato en el centro médico, conjuntamente con personal del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), y abordaron y evaluaron la situación.

Ante la requisitoria de las autoridades las personas involucradas brindaron explicaciones aparentando normalidad en los hechos y concertando sus relatos. Es así que una de las personas de Buenos Aires alegaba la paternidad del niño y pretendió reconocerlo como propio ante el Registro Civil. Sin embargo, diversos elementos llevaron a la Defensa Pública al convencimiento de lo irregular de la situación, y de que quien alegaba la paternidad de la criatura en realidad no lo era.

Por tal motivo se hicieron rápidamente gestiones y presentaciones tendientes a preservar la identidad e integridad del niño, indicó el STJ. En tal sentido se impidió su reconocimiento paterno y se formuló la denuncia penal para dar formal intervención al Ministerio Publico Fiscal.

A través del resultado de una prueba genética, que se conoció a mediados de junio, se confirmó la sospecha inicial y se descartó así la paternidad de quien durante un mes alegaba serlo y pedía la protección de sus derechos.

Como resultado de las pericias realizadas la madre del niño y el supuesto padre fueron imputados penalmente.

Además eventualmente se podrá ampliar la imputación a otras personas como autores o partícipes de la maniobra delictiva, cometida en perjuicio de un ser absolutamente indefenso como un recién nacido.

La oficina de prensa del Superior Tribunal destacó “el compromiso con que actuaron los diferentes actores involucrados en el caso”, quienes permitieron que el caso haya sido visualizado y desbaratado, y la participación del personal de la clínica, de sus directivos, y de los abogados que los representan.

Finalmente se resaltó que “las entregas directas son ilegales; los niños, niñas y adolescentes no son 'cosas', no están en el comercio, no se pueden comprar, vender ni regalar. Los niños, niñas y adolescentes son personas y como tales tienen dignidad y derechos conforme a lo establecido por la Convención de los Derechos del Niño, la Ley Nº 26061 y la Ley Nº 9861. En nuestra provincia existe un Registro Único de Adoptantes que evalúa quienes tienen capacidad para adoptar. Para informes sobre adopción dirigirse a el RUAER, Mexico 480 de la ciudad de Paraná, telefónicamente al 0343 4209393/94, vía mail a: ruaer@jusentrerios.gov.ar, o en su página Web: www.jusentrerios.gov.ar”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario