Policiales
Lunes 29 de Octubre de 2018

Equipo de hockey que visitó Paraná sufrió un cuantioso robo copy

Delincuentes ingresaron a las cabañas donde se alojaba el elenco de mujeres de Atlético Tucumán y les sustrajeron toda la indumentaria

Las mujeres del equipo de Mamis Hockey sobre Césped de Atlético Tucumán no se llevó un buen recuerdo de la cuidad de Paraná. Más allá de los resultados deportivos obtenidos en el certamen nacional las jugadoras sufrieron el domingo a la noche el robo de sus pertenencias.
Por una cuestión de seguridad, las mujeres habían elegido las cabañas ubicadas en la zona del Thompson, ya que al lado hay una dependencia policial. Sin embargo, ingrata sorpresa se llevaron cuando regresaron de cenar tras haber disputado el campeonato. Delincuentes ingresaron a las cabañas y se llevaron toda la indumentaria y elementos que se utilizan para la práctica de hockey sobre césped.
Si bien la Policía ocultó el hecho de inseguridad, la capital provincial viene siendo golpeada por los robos.
A través de las redes sociales, las mujeres solicitaron a la comunidad de Paraná que no compren los elementos que seguramente serán ofrecidos a la venta. Es más, pidieron que si alguien advierte algo, ya sea a través de las redes sociales u otro medio, haga la denuncia para que la Policía pueda recuperar los elementos.
En el Thompson este no fue el único episodio de inseguridad que sucede, ya que en los últimos días se han suscitado algunos robos que ni siquiera han sido denunciados. Por otra parte, lectores de UNO han advertido una creciente presencia de narcos en la zona.

Boqueteros en Concordia
Un hecho de robo se produjo en la empresa automotriz "Dos Gringos", un taller de elásticos que se encarga, entre otras cosas, del sistema de suspensión de vehículos pesados, que funciona en un galpón, en intersección de calles Córdoba y Concejal Veiga, de la ciudad de Concordia.
Durante el fin de semana, delincuentes ingresaron saltando el muro perimetral de una casa vecina que da con el galpón. Una vez adentro, hicieron un boquete en la pared de aproximadamente 50×36, al parecer con datos muy precisos, ya que ingresaron directamente a la oficina administrativa del taller. Al intentar ingresar, se toparon con un obstáculo: una heladera la cual tuvieron que correr para dirigirse hacia un armario donde había una cajita pequeña que contenía la suma de dinero de 150.000 pesos, que estaba destinada al pago de los sueldos de los empleados.
El dueño de la empresa se mostró indignado por la inseguridad vivida y el mal momento de la situación. La División Investigaciones de la policía se encuentra investigando las cámaras de seguridad de la zona para tratar de dar con el o los delincuentes.
Según indica diario El Sol, lo llamativo del hecho es que el ladrón tenía datos concretos del funcionamiento del establecimiento, ya que al ingresar por el boquete a la oficina administrativa no intentó seguir hacia el taller principal, donde seguramente la alarma de seguridad se hubiese activado.

Comentarios