Secciones
Imparables

Entre tantos narcos y balaceras, Puerto Viejo es una caldera

Más balaceras a plena luz del día atemorizaron los vecinos de Puerto Viejo. La Policía allanó y detuvo a dos hombres. Hay jefes narcos que siguen intocables.

Domingo 22 de Agosto de 2021

El fin de semana los ánimos estuvieron muy caldeados en el barrio Puerto Viejo de Paraná. Entre narcos, balaceras y grupos enfrentados, la zona está cada vez peor. En uno de los tantos videos que circulan por WhatsApp de los violentos episodios días atrás, se observan a varias personas insultándose, corriendo y haciendo pasamanos de armas de fuego, a plena luz del día. De fondo se escuchan los disparos.

“¡Dale, dale, tirame, puto!”, le grita uno de los agresores, de remeras mangas largas oscura y gorra blanca, al otro bando, mientras blandía un arma en su mano izquierda. En seguida llega otro sujeto con una camiseta de fútbol naranja, le agarra el arma y corre para guardarla.

Mientras tanto, pasan autos y motos por calle Antonio Medina, y varios perros nerviosos que van y vienen corriendo. Unos segundos después llegan varios patrulleros: primero una camioneta tipo Traffic azul que persigue a los violentos que corren hacia sus guaridas, en medio de la arenga de vecinos que les piden que los atrapen. No lo logran y los vecinos les gritan a los policías “¡por acá, se metieron en el pasillo!”. En seguida llegan varias camionetas más, cortan la calle y cercan la zona.

puerto viejo 3.jpg

El panorama en Puerto Viejo es tan peligroso como lamentable. Un banda narco lidera la venta de droga tanto en viviendas del interior del barrio como con satélites que comercian en el playón. Algunos de los que hoy están en la primera fila de las balaceras o en la venta de drogas hace pocos años eran chicos que estaban boyando y, como era de prever, cayeron en manos de los narcos que comenzaron a utilizarlos para llevar y traer sustancias, o custodiar la zona armados hasta los dientes.

El conflicto suscitado el sábado fue un enfrentamiento entre dos grupos que están relacionados a la venta de drogas, aunque no nunca queda del todo claro el motivo de los tiroteos: una mejicaneada, una disputa por el territorio, problemas personales y familiares, o una mala mirada que crispó la tarde. Esta vez fueron los Albornoz contra los Manrique, según informaron desde la Policía a UNO. Parientes de los primeros son los que vienen construyendo un emporio narco en la zona. Las investigaciones por narcotráfico en curso hasta ahora no han podido con ellos y los vecinos se preguntan dónde está y qué hace la Justicia, tanto la provincial como la Federal.

Luego de aquellas balaceras, el personal de la comisaría 11° solicitó allanamientos que fueron otorgados a viviendas de cada uno de los bandos enfrentados. Se detalló: una vivienda ubicada en calle Coronel Aquino, donde detuvieron a un hombre de 41 años y le secuestraron un revólver y varias municiones y vainas servidas, así como prendas de vestir (un pantalón marrón, una remera negra mangas largas y una gorra blanca, tal como se observa en el video) y una planta de marihuana.

puerto viejo 1.jpg

En una casa sobre la misma calle secuestraron nueve plantines de marihuana de entre 23 y 50 centímetros. En otra incautaron una moto de 110 cc. En una vivienda sobre calle Estrada, secuestraron 26 plantines de marihuana que serían de un joven de 18 años.

Los procedimientos se realizaron en medio de la tensión por la violencia desatada ese día, e intervinieron también personal del GIA, las comisarías 11°, Quinta, Primera, 16° y 17°. Luego la Dirección Criminalística fue a realizar las pericias y relevamientos, y Toxicología por las plantas de cannabis.

Luego de esos procedimientos, en el barrio dicen a UNO que se apaciguaron los ánimos. Pero nunca se sabe hasta cuándo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario