Policiales
Lunes 26 de Noviembre de 2018

Encontraron 20 granadas de gran poder explosivo en el Volcadero

La Policía Federal allanó una casa en el Volcadero, de donde incautó 100 dosis de droga. En la requisa se localizaron en un cajón los elementos de uso militar que estaban en perfecto estado para ser detonados.

La Justicia Federal de Paraná ordenó una profunda investigación para establecer el motivo por el cual se encontraron 20 granadas explosivas militares en un predio del Volcadero de Paraná. La localización del material de exclusivo uso del Ejército, fue efectuada en la noche de este lunes por parte de la Policía Federal.

Según se informó a UNO, personal de la delegacía de la Policía Federal de Paraná realizó un allanamiento en una vivienda del barrio ubicado en la zona oeste de esta capital. En el operativo se encontraron cerca de 100 dosis de cocaína y de marihuana, dinero y otros elementos vinculados con la venta de estupefacientes.

Por este procedimiento, se ordenó la detención del dueño de la finca, un hombre de 30 años que quedó supeditado a la investigación.

Como es de estilo, el personal policial amplió el trabajo de requisa en el predio lindante y en esa circunstancia es que se encontró una cajón de madera, posiblemente de tomates, pero lleno de material bélico de uso militar.

Ante el hallazgo, se dio aviso a la Justicia Federal que ordenó realizar el protocolo de seguridad para determinar qué tipo de elementos se encontraron y en lo posible desactivarlo rápidamente, sin poner en riesgo a los vecinos.

La brigada de Explosivos de los Bomberos Zapadores fue convocada para la pericia, inspección y tratamiento de neutralización del material localizado.

Es así que se determinó el secuestro de 20 granadas de uso militar de gran poder explosivo, que se encontraban en perfecto estado, activadas y listas para ser detonadas.

En la especificación brindada por la Policía Federal, se dio a conocer que las granadas estaban acondicionadas para ser utilizadas en los fusiles del ejército.

Sobre el poder de las granadas, se dio a conocer que eran las denominadas antitanques. Utilizadas para afectar vehículos militares o especiales, como los camiones blindados de traslado de caudales.

Conocido esto, desde el Juzgado Federal se ordenó la inmediata desactivación de las granadas, su posterior secuestro y traslado a un lugar seguro para seguir con la investigación que permita establecer con certeza con qué motivos habían sido almacenadas en una caja de madera.

Además, se tratará de confirmar o no si el detenido tiene que ver con las granadas encontradas.

El último dato aportado por personal militar de la Guarnición Paraná a los investigadores es que tales granadas, en caso de ser detonadas, tienen un radio de acción y explosión de siete metros, por lo que se las considera muy peligrosas para su uso y manipulación.

Comentarios