Caso Marcelo Rodríguez
Domingo 05 de Noviembre de 2017

En el medio del dolor habló la madre del hombre asesinado en el barrio Belgrano

El trabajador de Salud murió a causa de golpes letales y cortes con un arma blanca. No hubo robo y de allí que tratan de ubicar a alguien del círculo íntimo de la víctima.

Hay pocos datos aún sobre el homicidio de Marcelo Rodríguez, el trabajador del Ministerio de Salud que fue encontrado asesinado ayer en horas de la tarde en el interior del barrio Belgrano de la capital entrerriana.

Solo se conocen algunos aportes que son tomados como importantes: la víctima fue ultimada a golpes, se lo hizo sufrir, es decir que hubo saña; y por el otro no se registró el robo de elementos de valor, incluso en la casa encontraron 40.000 pesos.

Se informó a UNO que el que halló el cuerpo fue un amigo que desde hacía seis meses vivía en la misma casa, luego de haber quedado sin trabajo. De inmediato, personal de la comisaría Sexta como de la Dirección de Investigaciones y de la División Homicidios iniciaron las pesquisas que quedaron a cargo del fiscal Ignacio Aramberri.

La víctima fue identificada como Marcelo Rodríguez de 45 años, cuyo cuerpo fue hallado sin vida en la bañadera el sábado a la siesta.

La víctima era un hombre muy querido en su área de trabajo del Ministerio de Salud de la provincia. Cumplía funciones como administrativo en el área Despacho, y una vez conocido el suceso, varios empleados públicos lamentaron el deceso, al tiempo que destacaron las condiciones humanas de Rodríguez.

La investigación
En que en la casa se encontró una computadora y otros elementos de valor, incluso se localizaron cerca de 40.000 pesos en efectivo que luego fueron entregados a la madre de la víctima. Si bien no se encontró el celular de Rodríguez, presumen que esto pudo haber ocurrido al solo efecto de borrar pistas o elementos investigativos.

Quieren establecer con quién estuvo en las últimas horas del viernes porque al parecer por una aparente discusión, Rodríguez sufrió una feroz golpiza con una silla y otros elementos duros en la cabeza y el resto del cuerpo. No conforme con esto, el autor del crimen se tomó el trabajo de buscar un cuchillo y producir varios cortes.

Se entiende que le provocaron una muerte lenta, para que sufriera. Esto, sumado a la falta de desorden en la casa y las aberturas no forzadas, orientan la hipótesis de que el asesino era conocido de la víctima y que el móvil no fue el robo.

"Ustedes saben más que yo"
UNO se contactó en la tarde de este domingo con Carmen, la madre de la víctima. La señora de 66 años aún no puede creer cómo perdió la vida Rodríguez. "Lo mataron como a un perro, y la verdad es que no se nada del hecho, ustedes saben más que yo de esta terrible situación que nos afecta y nos duele un montón", explicó la madre llorando.
"No se mucho, solo se que la Policía y la Justicia están investigando, y aún no caímos de lo que pasó. Nos puso muy mal este homicidio, y lo peor es que no sabemos por qué", resaltó Carmen.
Lo recordó a Marcelo de la siguiente manera: "Era un muchacho muy bueno, lo querían propios y extraños, desde sus compañeros hasta los vecinos, no tenía problemas con nadie, por eso me llama la atención todo esto. Lo vamos a extrañar porque era una gran persona que no merecía morir así".
Carmen también aportó otro dato que puede ser de interés a la causa. Ella vive a casa de por medio de la víctima. "Yo no escuché nada raro, él vivía en su casa, y nunca tuvo problemas con nadie, por lo que me sorprende todo esto", enfatizó.
Su aporte, coincide con el resto de los vecinos, que dijeron a los investigadores policiales no haber visto o escuchado nada raro. Alertaron que no se vio ningún movimiento extraño en la zona y menos en la casa, que dicho sea de paso, no tenía indicios de daños en las puertas o ventanas.

Comentarios