Policiales
Martes 10 de Abril de 2018

En el juicio quedó comprometido un acusado de transportar casi 200 kilos de droga

Un paraguayo nacionalizado argentino dijo en la audiencia que no sabía que había comprado una camioneta en cuyo interior había 197 kilos de marihuana. Fue detenido en setiembre de 2016 cerca de Chajarí. Mañana habrá alegatos y el fiscal pedirá una pena considerable.

En una sala vacía, se inició en esta jornada el juicio en el Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Paraná, a un hombre de 39 años, que el 16 de setiembre fue detenido en la autovía 14 cerca de Chajarí con 193 kilos de marihuana. Hoy en el arranque de la causa dio una explicación muy precaria y se declaró inocente.

El tribunal unipersonal a cargo de Roberto López Arango, escuchó la declaración de Julio Medina Flor, el procesado por el transporte de los casi 200 kilos de marihuana. En su descargo dijo no tener nada que ver con el cargamento.

Se supo que el acusado unos días antes de ser detenido, había comprado una camioneta Chevrolet Silverado color gris. El paraguayo nacionalizado argentino, vive en Avellaneda en provincia de Buenos Aires.

El hombre con estudios universitarios, adquirió la camioneta -casualmente- al abuelo narco, tal como se lo conoció al hombre de Basavilbaso, que fue condenado por regentear una cocina de cocaína. Por esas cosas que tienen la vida, el vehículo era de propiedad de Alfredo Wagner.

En su descargo, Medina Flor informó que adquirió la camioneta y para agradecer por su presente se decidió a emprender el viaje hasta el Gauchito Gil, en Mercedes (Corrientes). A su regreso se le rompió el rodado, por lo que pidió el camión de traslado.

Esa camioneta ya estaba "marcada" como sospechosa por el personal de la Delegacía de Toxicología de Chajarí. En un operativo sobre la autovía 14 fue visualizada, y tras pasar los perros adiestrados en la búsqueda de drogas, descubrieron un doble fondo en el que había 193 kilos de marihuana.

En la versión del bonaerense, él compró la camioneta y no sabía que tenía un doble fondo, y mucho menos que había drogas. Pese a ser muy participativo en el operativo, ya que según él, no sabía nada porque no forma de ninguna banda narco, su relato tuvo varias contradicciones y respuestas muy tiradas de los pelos.

Sobre todo cuando "lo apuró" el fiscal de Cámara José Candioti sobre su "inocente" postura de adquirir un vehículo, para el cual una banda narco le regaló caso 200 kilos de marihuana por un valor cercano al 1.200.000 pesos.

El juez López Arango, también hizo un par de consultas, partiendo de la idea que era muy llamativo comprar un vehículo y ni siquiera mirarlo para ver el estado del mismo.

Alegatos

Este miércoles, cerca del mediodía se iniciarán los alegatos, en la cual el fiscal Candioti tiene sobrados sobrados elementos de prueba para reclamar la condena por el delito de tráfico de estupefacientes.

El funcionario judicial cree que el procesado que se encuentra preso en la cárcel de Concordia, no desconocía que la camioneta tenía un espacio oculto donde se trasladaba la droga.

Hoy declararon nueves testigos, entre funcionarios y civiles, que fueron bastantes creíbles a la hora de informar del procedimiento y del trabajo de requisa de la camioneta en cuestión.

Comentarios