Valentín Ramírez tenía pedido de captura internacional desde hace casi dos años, cuando se lo vinculó al robo de un Cessna 182, en el aeroclub de Victoria, Entre Ríos.