Venta de armas
Viernes 03 de Noviembre de 2017

El arma que tenía Vitali fue robada del depósito judicial

Una pericia confirmó que el experito del STJ tenía uno de los revólveres incautados y enviados a destruir

Es muy difícil comprender cómo un hombre imputado en una causa que llegó a ser un escándalo institucional, guarde en su casa una prueba que lo termina de llevar a la condena. El experito balístico del Superior Tribunal de Justicia, Antonio Vitali, acusado de comandar el negocio del robo de armas incautadas en el depósito de Tribunales para su venta y alquiler en el ambiente delictivo, tenía en su vivienda un revólver que había sido decomisado. Tal como anticipó UNO el sábado 21 de octubre, el exfuncionario judicial, otrora hombre de confianza de los jueces para sus sentencias, fue detenido el viernes anterior tras un allanamiento en su casa por una denuncia por violencia de género que radicó una policía. En el procedimiento le hallaron un arma que fue secuestrada y su destino debía ser la destrucción.
Así lo confirmaron a UNO fuentes judiciales, según lo que resultó de la pericia balística efectuada por la División Scopometría de la Dirección Criminalística de la Policía de Entre Ríos. El revólver calibre 357 había sido secuestrado en un procedimiento, lo peritaron en 2008 y recién en 2015, una vez archivada la causa judicial, se envió al Depósito de Efectos Secuestrados, ubicado en el subsuelo de Laprida 250, y la orden expresa era lógicamente la destrucción. Pero esto no ocurrió, ya que fue ubicada en poder de quien debía inutilizarla. Y posiblemente volvió al circuito delictivo en el negocio del alquiler de armas que, según se comprobó en la investigación de la Fiscalía, llevaba adelante la banda criminal.

De este modo, se suma una nueva evidencia más que comprometedora para Vitali, en la causa que lo tiene imputado por los delitos de Peculado en Concurso Ideal con Sustracción de Objetos destinados a servir de Prueba y Custodiados, Reiterados, en calidad de Autor, en Concurso Real con Provisión Ilegal de Armas de Fuego Agravada -por habitualidad en Grado de Autoría y Coautoría. Además tiene otra causa por delitos similares cometidos con armas de un Juzgado de Concepción del Uruguay, acusado por Peculado y falsificación de documento privado.
Como si fuera poco, Vitali también deberá responder por las amenazas que denunció una funcionaria policial hace un par de semanas en la Unidad Fiscal de Violencia de Género. Motivo por el cual le allanaron la vivienda, le encontraron dicha arma y perdió la excarcelación. El experito está alojado en la Unidad Penal N° 1 de Paraná, a la espera del juicio, que será para alquilar balcones.

Comentarios