Secciones
Veredicto

Dos juicios, fallos idénticos: prisión perpetua por asesinar

Hubo dos juicios por el homicidio de Pedro Larsen. Hoy se dictó el segundo fallo donde volvieron a dictar prisión perpetua a un hombre y a absolver a dos.

Viernes 05 de Noviembre de 2021

El segundo de los juicios por el homicidio del jubilado Pedro Larsen, realizado la semana pasada, fue prácticamente idéntico al primero, que se hizo en febrero del año pasado. Las pruebas que se expusieron fueron las mismas. Los argumentos de los fiscales y de los defensores, fueron casi un calco. Y el veredicto que este viernes dictó el Tribunal estuvo al pie de la letra del de un año y nueve meses atrás: Alberto García, el hombre que había pasado de ser un testigo central del caso y conocido de la víctima a principal sospechoso, fue condenado a prisión perpetua; Rafael Martínez y Diego García fueron absueltos de culpa y cargo.

Cabe recordar que, como ha informado UNO, el hecho ocurrió el 1° de diciembre de 2018 en la vivienda de Larsen, en calle Procesión Náutica de Paraná. Pocos días antes, el hombree de 79 años había ganado 100.000 pesos en el casino y los delincuentes fueron a buscar ese dinero. La víctima se resistió y lo mataron a puñaladas.

Alberto García era un conocido de Larsen, a quien le hacía changas y trabajos de albañilería en la casa. Fue quien aquella tarde le franqueó el paso a otros hombres que ingresaron para concretar el robo que terminó con el homicidio. Incluso, se hizo pasar como una víctima al recibir un golpe en la cabeza que, dijo, lo había desmayado, e incluso fue quien llamó al 911 dando otro nombre, pero luego los investigadores de la División Homiciidios encontraron en su casa dinero y otros elementos de Larsen.

Los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo sostuvieron que Alberto García tuvo como cómplices a Diego García y Rafael Martínez. Pidieron la prisión perpetua para los tres, por Homicidio críminis causae y Robo agravado.

La versión de Alberto García había sido que él participó del plan para robarle a Larsen y que el asesinato corrió por cuenta de los otros dos imputados, quienes se declararon inocentes.

Los fiscales en los alegatos finales afirmaron: “Estamos convencidos que se ha probado con grado de certeza que los tres coimputados pergeñaron sustraerle a Pedro Larsen el dinero que tenía en su casa, porque eso lo sabía el imputado Alberto Daniel García y se lo dijo a su cuñado Rafael Martínez. Obviamente al televisor se lo llevan porque la vocación hace al ladrón, se encontraron con el televisor de 32 pulgadas y también lo sustrajeron. Estamos convencidos que la muerte resulta necesaria para lograr la impunidad, si Pedro Larsen no moría y reconocía a Alberto Daniel García, ponía en conocimiento inmediatamente a la Policía, porque tenían una relación de amistad. Incluso se deslizó que Larsen los conocía a los tres, vivía en el mismo barrio”.

El defensor oficial de Diego García y Rafael Martínez Jorge Sueldo, insistió en la inocencia de ambos y afirmó que la acusación de la Fiscalía se basa en la declaración, sin juramento de decir verdad, de Alberto García, quien “construyó una historia macabra que ni en Netflix se ha podido ver”.

“Por más que exista convencimiento en la Fiscalía, no hay prueba objetiva, ni la más mínima, que ubique como autores del hecho a Diego García a Rafael Martínez, ni si quiera los ubica en el lugar, adentro de la casa no hay ni una huella digital de ninguno de sus dos asistidos”, sostuvo el defensor.

Por su parte, el defensor de Alberto García, Eduardo Gerard, manifestó en su extenso alegato: “Es importante reconocer que este es un hecho atroz y que hay una víctima fatal y una víctima viva, que es mi pupilo. No hay ninguna certeza para declararlo culpable. (...) No existe ningún motivo de certeza respecto de la historia contada por la Fiscalía, una historia que si quitamos el relato de García no hay nada, un relato y una carga probatoria inexistente que desde ya no puede contradecir el principio de inocencia y en subsidio tampoco el de beneficio de la duda”.

Finalmente, este viernes el Tribunal integrado por Gustavo Pimentel, Alejandro Cánepa y Alejandro Grippo, adelantó el veredicto en el cual declaró culpable a Alberto García y le impuso la prisión perpetua, al tiempo que absolvió a los otros dos imputados. Igual resolución que la dictada en febrero de 2020 por el Tribunal que estuvo compuesto por Pablo Vírgala, Carolina Castagno y José María Chemez y que luego fue anulada por Casación, instancia en la que ahora seguramente se discutirá otra vez esta intrincada historia criminal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario