Caso Elías Varela
Domingo 03 de Diciembre de 2017

Detuvieron a los dos sospechosos del crimen en el Parque Urquiza

Andrés Portillo fue apresado en Puerto Viejo y su pareja Wanda Herrera en el bario Maccarone. Ella está embarazada.

La División Homicidios detuvo este domingo a los presuntos autores del crimen en el Parque Urquiza de Paraná.


Andrés Portillo (26 años) fue apresado en el barrio Puerto Viejo, a unos 500 metros hacía el río, de donde ocurrió el asesinato y Wanda Herrera (20), su pareja, estaba en una casa del barrio Maccarone que se encuentra frente al Puerto Nuevo de la capital provincial.

Los jóvenes fueron señalados por los testigos que declararon para esclarecer la muerte Elías Varela, un muchacho de 20 años que vivía en El Morro que está de frente al río Paraná.

Embed


La crónica
Escribe José Amado
amado@uno.com.ar

Como cada noche de fin de semana, los alrededores del monumento a Urquiza, en la zona alta del Parque, por Alameda de la Federación al final, era un mundo de gente: jóvenes, motos y autos a pura música. Nadie se imaginaba que de un segundo para otro, el ambiente festivo de sábado a la madrugada se convertiría en la escena de un crimen. Al pie de la estatua del caudillo entrerriano una breve pelea terminó cuando un joven fue ejecutado de un balazo en la cabeza.
Elías Varela vivía en el barrio El Morro, tenía 20 años, y a la 1.45 del sábado estaba en las escaleras del monumento con unos amigos. El asesino fue directo a cumplir con su objetivo y luego huyó en una moto, en la que iba acompañado. No le importaron los cientos de testigos a su alrededor ni las cámaras de vigilancia de la zona.
La hipótesis del ajuste de cuentas es la principal en la investigación que instruye el fiscal Gervasio Labriola, con el personal de la División Homicidios de la Policía.
Según los testigos presenciales, el autor del crimen llegó a donde estaba Varela y le dijo: "Ahora que te tengo cerca te voy a hacer cagar". En un breve forcejeo la víctima cayó al suelo y allí el agresor sacó el arma y le efectuó el disparo. El proyectil ingresó en la sien izquierda y Varela quedó tendido en el suelo. El asesino se subió a su moto y huyó con su acompañante, primero hacia la rotonda de la Danza de la Flecha, luego por Bertozzi y después habría tomado por Los Vascos.
Alguien llamó al 911, en seguida llegó una patrulla y más tarde una ambulancia, que trasladó a Elías al hospital San Martín, aunque minutos después el joven falleció.
Fue tan inesperado el episodio, que ni los amigos de la víctima alcanzaron a reaccionar para evitar el ataque mortal. Y esto refiere también que el móvil del homicidio fue un conflicto personal previo que tuvo Varela con el atacante.
En este sentido, se indicó a UNO que Varela era amigo de un joven de El Morro, que está enfrentado a un muchacho de Puerto Viejo. Unos días antes, estos dos protagonizaron un conflicto y Elías defendió a su amigo, por lo que el otro contrincante habría prometido cobrarse venganza. Y ayer cumplió.
Con una historia previa entre ambos, los investigadores creen que los amigos de Varela deberían haber conocido al asesino, pero en las entrevistas obtenidas por el fiscal en el lugar del hecho fue difícil tomar nota de los datos más importantes, ya que algunos decían una cosa y luego otra, y había jóvenes que estuvieron a pocos metros y nunca se enteraron lo que pasó sino hasta los gritos posteriores, debido al intenso movimiento de motos y la música en volumen alto.
Con el correr de las horas, se pudo ir perfilando la identidad del sospechoso. Ayer se efectuaron una serie de procedimientos para reunir más pruebas y buscar a más testigos.
Se llevó adelante un allanamiento en una vivienda de Puerto Viejo, donde se secuestró una moto de similares características a la que conducía el autor del homicidio, un casco y otros elementos de interés para la causa. También fue identificado un joven de 23 años, posible sospechoso.
En el lugar del hecho trabajaron los peritos de la Dirección Criminalística, quienes levantaron rastros que serán analizados. Sobre el arma utilizada, los testigos observaron un revólver, y además no se halló ninguna vaina servida en el suelo. Algunos estiman que sería de calibre 22. El personal de Homicidios trabaja además en el análisis de las cámaras de vigilancia de la zona, tanto la que tiene la División 911 en la Danza de la Flecha, como las de los dos hoteles del Parque y otros comercios o viviendas particulares. Sin embargo, en principio las imágenes no aportaban lo suficiente para identificar en forma clara al criminal.
En el muro de la cuenta de Facebook de Elías Varela, se puede ler una publicación del 15 de julio, en la que aparece con un bebé, y las palabras parecen, hoy, premonitorias: "El día que yo te falte será porque me fui al cielo porque los gatos me quieren ver muerto". Sin embargo, no se desliza a quién se refería. En posteos más recientes, se observa que hace poco la víctima había sido padre.
En la misma red social, muchos expresaron ayer sus condolencias, e incluso un amigo que estuvo en el Parque Urquiza junto a Elías, publicó: "Si alguien vio al que mató de un tiro a mi amigo, en el rosedal que me hable, si vieron la moto o algo cualquier detalle sirve, yo solo quiero saber quien fue!!!!". Luego, se lamentó: "Todavía no caigo, por qué te hice caso cuando me dijiste 'andá a elevar, ganale a todos', por qué te tuve que dar el gusto, solo me alejé un minuto".

Homicidios frente al río
El episodio de ayer a la madrugada recordó a otros que han tenido lugar en la zona del Parque Urquiza de Paraná, en circunstancias de salida de jóvenes durante las noches de fines de semana. El más reciente fue el crimen de Octavio Clari, de 19 años, ocurrido en abril de 2013 en la Plaza de las Colectividades, tras una simple discusión de tránsito, por el cual fue condenado Ezequiel Rodríguez, a 15 años de prisión.
En 2010 fue ultimado de un disparo en el pecho Leandro Fornero, de 31 años, luego de una pelea originada también por un asunto de tránsito, en calle De la Torre y Vera. Por este crimen fueron condenados tres jóvenes, dos de los cuales eran menores de edad.
Más atrás en el tiempo, en abril de 2008, en circunstancias tal vez más similares al homicidio ocurrido ayer, en avenida Laurencena casi Güemes, fue asesinado Jorge Shiki Roggero, por el cual fue detenido Inocencio Cejas, quien poco después resultó muerto a tiros tras salir excarcelado.

Comentarios