Policiales
Domingo 28 de Abril de 2019

Descontrol con una fiesta electrónica que resistió el intento de clausura

En el Acceso Norte ni la policía, ni la Municipalidad pudieron frenar una fiesta electrónica. Se escudaron en una zona gris de la legislación en medio de las quejas de los vecinos.

En la noche del sábado y buena parte de la madrugada y mañana de este domingo hubo serios inconvenientes con la realización de una fiesta electrónica en la zona del Acceso Norte de Paraná. Lo más insólito es que pese a la intervención policial y municipal, los organizadores siguieron con total impunidad la actividad cuestionada por los vecinos y las autoridades.

Desde la Policía se informó a UNO que numerosos vecinos comenzaron a llamar en la noche del sábado, y la madrugada del domingo, muy ofuscados por los ruidos molestos de la actividad en una casaquinta.

Un rato antes había existido otra intervención policial en un predio de Sauce Montrull donde los organizadores de una fiesta electrónica decidieron en buenos términos culminar la actividad que estaba sin autorización.

El mayor problema se presentó en la segunda fiesta electrónica, en el Acceso Norte. Allí llegó en dos oportunidades personal policial para reclamar la documentación habilitante. Sin embargo, los organizadores tomaron una postura llamativa: enfrentar las posibles consecuencias que pudieran surgir por este accionar ilegal.

Se les exigió el seguro, las medidas de seguridad que se reclaman normalmente para este tipo de espectáculos y otras medidas. Se discutió fuertemente con los organizadores, que decidieron seguir adelante con la realización de la fiesta haciendo caso omiso a la apertura del acta de infracción.

En medio de la polémica, tampoco pudo hacer mucho el personal de Habilitaciones Comerciales que intentó clausurar el polémico evento. Los organizadores, persistiendo en su actitud, argumentaron que en la casaquinta se festejaba un cumpleaños.

A las 10 de este domingo, hubo un nuevo intento del Estado Municipal y de la Policía para cancelar la fiesta, pero en esta segunda ocasión ningún responsable dio la cara, por lo que se avanzó con la segunda acta de infracción.

A las 15 se pudo detectar que la actividad había finalizado, y que durante la madrugada hubo varios problemas con la salida a de vehículos mal estacionados, además de personas caminando afectadas por la ingesta de alcohol u otras sustancias.

Mano dura
El director de Habilitaciones Comerciales de la comuna, Orlando Gómez, confirmó los incidentes y la resistencia de los organizadores. "Se labraron dos actas de infracción que tendrán su curso en la justicia de Faltas"; alertó.

También adelantó que por la impunidad con que se manejaron los organizadores de esta fiesta clandestina es que este lunes se reunirán las autoridades municipales y de la Policía a fin de ajustar los controles que se realizarán para los próximos fines de semana, para evitar este tipo de episodios.

Además, se analizará la posible presentación en la Justicia provincial a fin de tratar de poner un límite a estas actividades.

Comentarios