Policiales
Sábado 01 de Diciembre de 2018

Denunció que mataron a un hombre en un asalto pero ahora es el sospechoso

Jorge Larsen, de 69 años, fue hallado sin vida ayer por la tarde en su vivienda de Bajada Grande. Anoche se realizaban allanamientos

La investigación del asesinato de un hombre ocurrido ayer por la tarde en Bajada Grande, comenzó con una hipótesis producto de la versión del principal testigo, pero en poco tiempo éste es el principal sospechoso.
Alrededor de las 16, en la División 911 de la Policía se recibió un llamado telefónico. Una persona desesperada pedía auxilio, porque habían matado a un hombre en su vivienda de calle Procesión Náutica, durante un violento asalto perpetrado por delincuentes.
De inmediato llegaron al domicilio móviles del 911 y el personal policial de la comisaría 11ª. Cercaron la cuadra como escena del crimen, llamaron al fiscal en turno, Juan Malvasio, y se dispuso la intervención de los efectivos de la División Homicidios y de la Dirección Criminalística.
Cuando los uniformados ingresaron a la vivienda, hallaron a un hombre en medio de un charco de sangre, con una herida en el pecho. Fue identificado como Jorge Larsen, quien tenía 69 años, era jubilado y residió desde siempre en ese lugar. El médico forense constató que había muerto como consecuencia de una puñalada en el pecho.
En la casa estaba también un hombre de unos 40 años, por entonces el principal testigo del asesinato. Se trata de quien le hacía changas a la víctima, razón por la cual, argumentó, estaba allí.
Les dijo a todos los policías que habían llegado que, momentos antes, entraron a la vivienda dos delincuentes armados con cuchillos, y que fue el primero en recibir un golpe en el rostro, que lo desmayó. Cuando logró recuperar la consciencia, encontró a Jorge muerto en el suelo.
La versión aportada por el hombre no les cerró del todo a los investigadores. En particular, se cree que la lesión que presenta en la cara, no revestiría tal gravedad como para producir una pérdida de consciencia. Además, no se sabe qué sería lo que se robaron los ladrones en la casa.
Se tomaron entrevistas a vecinos de la zona, y anoche, al cierre de esta edición, se estaban por producir algunos procedimientos para buscar pruebas que permitan esclarecer el hecho.

Detenido por homicidio
En el marco de la investigación del homicidio de Mario Alberto Ledezma, ocurrido a fines de octubre en un camino de ripio entre Colonia Yeruá y Estación Yeruá, cerca de Concordia, la Policía detuvo al principal sospechoso.
Según informó El Entre Ríos, se trata de Federico Ojeda, a quien le dictaron prisión preventiva hasta el 17 de diciembre. Ledezma fue hallado tirado al lado de su moto, con dos impactos de bala en su cuerpo. La Policía halló vainas servidas de cinco disparos y huellas de otra moto que había doblado en "U".
Horas después del hallazgo, y luego de las entrevistas con los familiares y allegados de Ledezma, las primeras hipótesis de los investigadores conducían a un presunto "ajuste de cuentas". Es por eso que las líneas investigativas se centraron en las actividades y relaciones frecuentes del hombre asesinado.
En los ámbitos que frecuentaban ambos hombres se decía que Ledezma había recibido de Ojeda una escopeta para vender, pero cuando fue consultado por el dinero, el vendedor le dijo que la Policía se la había secuestrado durante un procedimiento; esta respuesta y la falta del dinero por la transacción habrían movido a Ojeda a asesinar a Ledezma.

Comentarios