Secciones
Abigeato

Cuatreros tenían 100 kilos de carne de una faena clandestina

En cinco allanamientos en El Pingo y María Grande, localizaron cortes de carne de animales robados en un campo. Identificaron a los cuatreros sospechosos.

Miércoles 12 de Mayo de 2021

El robo y la carneada de animales en los campos de la provincia siguen siendo un dolor de cabeza para muchos productores, tanto pequeños como medianos y grandes. Tras la denuncia de un hecho de estas características en la zona de El Pingo, se inició una investigación policial a cargo de la Brigada de Abigeato de Paraná, que culminó esta mañana con allanamientos en esa localidad y también en María Grande. Los cuatreros sospechosos, a quienes les secuestraron elementos comprometedores para la causa judicial, como 100 kilos de carne, no fueron detenidos pero quedaron debidamente identificados.

cuatreros2.jpg
Se sospecha que los cuatreros tenían una empresa ilegal de venta de carne producto de la faena cladnestina.

Se sospecha que los cuatreros tenían una empresa ilegal de venta de carne producto de la faena cladnestina.

Desde la Policía se informó a UNO que en la jornada de hoy, en horas de la mañana, efectivos de la Dirección Prevención Delitos Rurales, en el departamento Paraná, con colaboración de otras áreas operativas, realizaron cinco procedimientos donde se secuestraron elementos de interés para la Fiscalía que instruye el legajo de investigación.

Se precisó que días atrás, el dueño de un establecimiento rural denunció que en su campo habían faenado cuatro animales, cuyos restos quedaron esparcidos en un lugar como evidencia de lo sucedido.

A partir de las averiguaciones realizadas por los uniformados, se pudieron detectar vehículos e identificar a las personas que podrían haber actuado en ese hecho delictivo. Con la información recabada, se solicitó al Juzgado de Garantías la autorización para allanaron los domicilios, que fue otorgada hoy.

Las requisas se llevaron a cabo sobre cinco viviendas en las localidades de El Pingo y María Grande. Se precisó que en los domicilios se secuestraron cortes cárnicos y herramientas de manos para faena como cuchillos, sierras, máquina de picar carne, lazos, aparejos y más de cien kilos de carne vacuna fraccionada.

En relación a los procedimientos, los propietarios de las viviendas fueron identificados y quedaron supeditados a la justicia. Se sospecha que se trata de una banda dedicada al cuatrerismo, que luego introduce los cortes de carne de los animales faenados clandestinamente, en el mercado cárnico.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario