Homicidio
Miércoles 02 de Mayo de 2018

Conflictos personales dejaron tres asesinatos y una mujer herida de bala

Todos los casos tienen identificados a los principales sospechosos, que atacaron con armas de fuego, golpes de puño y elementos contundentes

En tres días se registraron tres asesinatos en Entre Ríos, y un intento de homicidio de una mujer que está en estado crítico. Todos los episodios de violencia ocurrieron en el marco de conflictos personales o vecinales, y la Policía tiene a los presuntos autores identificados.

El último de los hechos sangrientos se registró en el Distrito Mojones Norte, en la zona rural del Departamento Villaguay. El lunes en horas de la siesta, la Policía local recibió un llamado de una mujer dando aviso de que no podía contactarse con su expareja, lo cual le resultaba preocupante. Los uniformados acudieron a la precaria vivienda de Miguel Ángel Canezza, un rancho de madera y silobolsa en medio del descampado.
Cuando llegaron, advirtieron que la puerta estaba cerrada con un candado por afuera, por lo que debieron romperlo para ingresar. Cuando entraron se encontraron con el cuerpo del hombre de 57 años tendido en el suelo, ya sin vida. Observaron que tenía un golpe en la cabeza, por lo que las sospechas de una muerte violenta se confirmaron.
En la escena del crimen trabajaron policías de las comisarías de Mojones Norte y General Urquiza, de la División Investigaciones de la jefatura Departamental, la fiscal de Villaguay Nadia Benedetti, la médica forense Diana Bercovich, el médico policial Jorge Gómez Sequeira y peritos de Criminalística.
Si bien se aguarda por el informe de la autopsia, a primera vista se indicó que la muerte se produjo por el golpe que la víctima recibió en la cabeza, y también tenía otro en la espalda. El fallecimiento databa de aproximadamente 24 horas, es decir del domingo a la tarde. En la vivienda se secuestró una barreta, cuchillos, un machete, un rifle y una escopeta, que fueron enviados para auscultar.
Las averiguaciones de los investigadores apuntaron a un problema que la víctima habría tenido con otro hombre por una pareja en discordia. Y los indicios condujeron a un hombre que vive también en el campo, a unos 10 kilómetros de la víctima. Para ir a detenerlo, los policías viajaron en tractor, debido al estado de los caminos con las intensas lluvias de los últimos días. El sospechoso, de 50 años, se entregó sin oponer resistencia, y quedó a disposición de la fiscal.
Hay dos testigos claves en la causa, uno familiar del acusado, quienes aportaron datos certeros para la imputación, y ayer por la tarde allanaron la vivienda del sujeto donde secuestraron la ropa que tenía puesta al momento del asesinato.

Tiros y muerte en Concordia
Una reunión de jóvenes que se desarrollaba en calle Lieberman y Diamante, en Concordia, terminó con uno de ellos asesinado por un balazo que llegó un grupo de muchachos que pasaba por el lugar. Lucas Salazar, de 23 años, cayó malherido y fue trasladado al hospital Masvernat, pero ingresó sin vida por una bala que ingresó por su omóplato derecho, en la madrugada del domingo.
El fiscal Germán Dri ordenó a la Policía una serie de medidas para esclarecer el homicidio. El personal de Investigaciones localizó en el hospital al hermano del fallecido, quien indicó que se encontraban en la vereda junto a otro hermano y un amigo. En un momento, pasó un grupo de personas por la calle, y una de estas se separó al llegar a la esquina, sacó un arma y comenzó a dispararles. Luego huyó corriendo del lugar. El testigo dijo desconocer los motivos de la agresión, pero aportó nombre y apellido del tirador.
Con la información reunida por los investigadores, la Fiscalía ordenó la búsqueda y detención de un joven como principal sospechoso del crimen.
A cuatro cuadras del lugar donde mataron a Salazar, en calles Liberman y Nogoyá y 19 horas después, sucedió un nuevo hecho violento.
Esta vez, fue una discusión entre vecinos: una mujer fue a reclamar por el alto volumen de la música en una vivienda cercana a la suya, y recibió como respuesta un balazo en el rostro.
María Elena Sarba, de 56 años, pelea por su vida en el hospital Masvernat. Con numerosos testigos del brutal ataque perpetrado con una tumbera (arma de fuego de fabricación casera), la Policía identificó a un adolescente de 17 años como el responsable.
La víctima había sido trasladada al nosocomio, donde ingresó inconsciente y quedó internada en Terapia Intensiva, con asistencia respiratoria mecánica y pronóstico reservado. Presenta varias excoriaciones circulares pequeñas en la cabeza, el rostro, el cuello y el pecho. En el lugar del hecho, el personal de la División Criminalística recogió numerosas evidencias balísticas en un carro de tracción a caballo.
El fiscal José Arias ordenó una serie de medidas de prueba y el joven señalado por todos como el autor de la agresión se presentó junto a su padre en la comisaría del Menor. Se trata de un adolescente de 17 años que confesó el hecho. Le practicaron el dermotest y se dispuso que quedara en libertad, por lo que regresó a su casa, ubicada a metros de la de la víctima. El clima en el barrio sigue siendo tenso y hay temor a represalias.

Fútbol, bebidas y golpe mortal
La localidad de Conscripto Bernardi, en el Departamento Federal, tiene unos 1.500 habitantes, y casi nunca es escenario de un hecho policial grave. Sin embargo, el fin de semana la plaza principal fue escenario de un asesinato.
El domingo se había llevado adelante un torneo de fútbol, y luego el "tercer tiempo", donde algunos jóvenes se quedaron compartiendo bebidas en la plaza. A las 2.30, se produjo un altercado entre Roberto Maidana, de 25 años, y Claudio Luna, de 22, que terminó en una trompada que el primero le dio al segundo. La víctima cayó al suelo y no se levantó más. Trataron de reanimarlo, pero murió poco después.
La Policía local fue alertada y al llegar al lugar se encontraron con el fallecido y al lado al agresor, que confesó haberle dado un golpe de puño. Maidana quedó detenido por orden de la Fiscalía.
Se aguarda el informe de la autopsia, que dictaminará cuál fue la causa de la muerte de Luna. Lo principal a establecer es si fue el golpe en el rostro de Maidana o si la caída y el golpe de la cabeza contra el suelo le causó la muerte. De cualquier modo, el detenido será imputado por el homicidio.

Comentarios