Secciones
Narcotráfico

Condenaron a un hombre que llevaba droga en un auto mientras cumplía otra pena

César Ojeda acordó cuatro años y medio de prisión. Fue descubierto en Paso Telégrafo (ruta 12) con 45 kilos de marihuana ocultos.

Viernes 15 de Noviembre de 2019

Cuando los policías del Puesto Caminero de Paso Telégrafo le hicieron señas para que detuviera la marcha del auto Chevrolet Meriva, César Leandro Ojeda comenzó a transpirar. Los efectivos de Seguridad Vial se acercaron y le pidieron la documentación, no pudo evitar demostrar nerviosismo y las manos le temblaban. Es que sabía que estaba muy cerca de volver a la cárcel, ya que estaba libre mientras cumplía el último tramo de la pena de seis años de prisión que le impusieron en Buenos Aires por un asalto. Esos signos lo traicionaron aquella tarde del 13 de enero, porque así los uniformados pudieron descubrir que llevaba un cargamento de marihuana oculto en el vehículo. Quedó detenido y ahora fue condenado a cuatro años y medio de prisión.

El panadero, oriundo de Laferrere, partido bonaerense de La Matanza, fue asistido por la defensa oficial y acordó con la Fiscalía la pena en un procedimiento de juicio abreviado.

En la imputación se refirió que Ojeda conducía el auto sobre la ruta nacional 12, proveniente desde Corrientes. Los policías le pidieron la apertura del baúl. Además del nerviosismo en el conductor, los uniformados detectaron una anomalía en la parte inferior de los asientos traseros, más precisamente en los tornillos, que no eran los originales de fábrica. Esta circunstancia motivó a que utilizaran el perro detector de narcóticos. La perra Lola reaccionó marcando la presencia de estupefaciente. Así se constató la presencia de un total de 45,4 kilos de marihuana que se encontraba compactada y distribuida en 93 envoltorios.

Los ladrillos estaban ocultos ubicados en el sector de asientos traseros y en el baúl, en la zona de los guardabarros.

El hombre no tenía chances de esquivar una sanción, ni forma alguna de argumentar su inocencia. Por esto, eligió la vía del juicio abreviado. En una audiencia ante el Tribunal Oral Federal de Paraná, reconoció su responsabilidad en el hecho, aceptó la calificación del delito de Transporte de estupefacientes y, en consecuencia, acordó en que se le imponga la pena de cuatro años y medio de prisión.

Finalmente se pactó el decomiso del dinero secuestrado (2.710 pesos) y su aplicación para el pago de la multa que se imponga, y además, el decomiso del vehículo que fuera utilizado para la comisión del delito.

Se sabe que el Tribunal Oral Federal de Paraná no está de acuerdo con lo que sostiene la nueva reglamentación acerca de las multas, la cual ha declarado inconstitucional en reiteradas oportunidades. En este caso, el juez Roberto López Arango, sostuvo: “Considero ajustado a las pautas legales el monto sancionatorio estipulado en el acuerdo para el imputado, ya que se adecua a su personalidad, su grado de instrucción, su condición económica y social, por un lado. Y por otro, la naturaleza del ilícito, la magnitud del injusto y daño potencial implicado en la acción respecto del bien jurídico protegido (salud pública)”. En este sentido, ordenó el pago de 6.000 pesos.

Como Ojeda tiene una condena en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 16 de Buenos Aires, que lo sentenció a seis años de prisión, el TOF de Paraná resolvió que corresponde remitir copia certificada de la sentencia a aquel organismo judicial, por ser quien aplicó la pena mayor, a los fines de que proceda a la unificación punitiva. Este será el próximo trámite por el que deberá pasar el condenado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario